Buenos Aires, 13 jun (EFE).- La nube de cenizas del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle continuaba hoy afectando las condiciones climáticas de Buenos Aires, por lo que las operaciones en los dos principales aeropuertos de la capital argentina permanecen suspendidas.

Aerolíneas Argentinas, su subsidiaria Austral y la filial local de la chilena Lan volvieron a cancelar anoche sus vuelos desde y hacia el aeropuerto internacional de Ezeiza, el principal de Argentina y a las afueras de Buenos Aires, así como en la terminal para vuelos domésticos y regionales de la capital, conocida como Aeroparque. 

Asimismo, la brasileña Gol informó que “para preservar la seguridad de sus clientes y empleados” canceló las operaciones con origen y destino a Buenos Aires, Rosario (centro de Argentina) y Montevideo.

Varias otras empresas que realizan vuelos internacionales desde y hacia Argentina también debieron cancelar este lunes sus vuelos.

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) informó hoy que en el Aeroparque todos los vuelos permanecerán suspendidos hasta la tarde, cuando volverá a reunirse el Comité de Crisis, debido a la persistencia de ceniza volcánica en las pistas y el espacio aéreo.

Una reunión similar se realizará en horas de la tarde en el aeropuerto de Ezeiza para evaluar la situación.

El Servicio Meteorológico Nacional de Argentina informó esta mañana en su último parte que “en altura el viento sigue soplando del sudoeste y no habría variaciones en las próximas 30 horas”.

Varios vuelos internacionales tuvieron que ser desviados al aeropuerto de Córdoba (centro), entre ellos uno procedente de Bogotá en el que viajaba el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien hoy inició una visita oficial a Argentina.

La situación en las sureñas provincias de Neuquén y Río Negro, las más afectadas por la nube de cenizas, se ha agravado en las últimas horas, lo que ha obligado a suspender hoy nuevamente las clases en varias ciudades patagónicas.

El secretario ejecutivo de Emergencia y Desastre Agropecuario de Argentina, Haroldo Lebed, adelantó este domingo que se va a declarar la emergencia agropecuaria en las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut, donde la caída de cenizas ha puesto en jaque particularmente a la cría de ganado ovino y caprino.