Por Santiago Igartúa

MÉXICO, D.F., 13 de junio (apro).- Se está haciendo habitual ver decenas de policías con chalecos fluorescentes custodiando la fachada de Televisa Chapultepec, emblemática en las protestas del movimiento #YoSoy132.

Armados con veladoras, linternas y su voz, a las siete de la tarde comenzaron a concentrarse centenares de estudiantes para dar cuerpo a la Fiesta de luz por la verdad, convocada por los jóvenes con una consigna fundamental: “Si no ardemos juntos, ¿quién iluminará esta oscuridad?”.

La lluvia, vigilante, chorreó como sangre sus propuestas plasmadas en cartón. Se protestó por la masacre de Atenco y la impunidad de sus verdugos; por los 60 mil muertos de una “guerra absurda”; por Acteal y sus 45 muertos, niños y mujeres embarazadas incluidos.

Todas tragedias marcadas en la mirada de una nueva generación que no se resigna, todas encubiertas por Televisa, acusaban los estudiantes.

Luchando contra la ignorancia, la apatía y la manipulación, gritaron sus protestas, que no cesan:

“La verdad no se vende”; “Los muertos no son telenovela, son nuestra realidad”; “Apaga la TV y enciende tu cerebro”; “Asesinos de conciencia”; “No más censura, no más basura, aquí se va a acabar la teledictadura”; “Si el pueblo se organiza, no gana Televisa”, retumbaba el asfalto.

También hubo alusivos al PRI, “socio” de la televisora: “Aquí se ve, aquí se ve, que Peña Nieto presidente no va a ser”; “No que no, sí que sí, ya chingó a su madre el PRI”; y, constantemente, la recriminación al candidato que se rehúsa a asistir al debate organizado por la organización estudiantil, el martes 19: “Peña, cobarde, no huyas al debate”.

Atrapados por la noche, los jóvenes encendieron las luces. “Esto no es un acto de fe, hemos estado trabajando mucho para que el movimiento tome esta fuerza”, dijo el vocero del ITAM, Antonio Attolini.

En punto de las nueve de la noche, desde su ingenio, los simpatizantes de #YoSoy132 marcaron la Televisora de Azcárraga Jean, en su estructura. En sus propios muros, desnudaron la mezquindad de Televisa:

Proyectaron un video en la fachada de Chapultepec 18, que inició con imágenes del 2 de octubre de 1968 y el recuento de, al menos, 300 jóvenes asesinados o desaparecidos.

“Televisa dijo que eran 20 muertos, entre militares y civiles”, se leía en las paredes amarillentas y cuestionaban: “¿Quién manipula detrás de estas paredes?”.

Continuó el video con el recuento de distintas masacres y el encubrimiento de Televisa, hasta llegar al emblemático caso de Atenco, ocurrido en 2006, y la entrevista que a ese respecto proyectó el Noticiero de Joaquín López Dóriga con Enrique Peña Nieto, quien ordenó el operativo.

El video recupera las declaraciones del priísta con el conductor de noticias: “Afortunadamente fue un operativo limpio”, se difundió entonces.

De estas denuncias, que desde las proyecciones de luz se recrearon en su propio ser, la televisora no dio cuenta en sus noticieros.

Consientes de la fuerza en su unión, los integrantes de #YoSoy132 concluyeron: “Necesitamos una revolución de conciencias, exigimos la verdad pacíficamente. Qué México despierte”.