Ciudad de México, 13 de oct (sinembargo.mx) – El punto de quiebre para la televisora más grande del mundo hispano fue durante la campaña presidencial de este año en México, cuando miles de estudiantes, integrantes del movimiento #YoSoy132, protestaron contra lo que veían como un claro favoritismo de Televisa al ahora presidente electo, Enrique Peña Nieto, asegura un extenso reportaje de la BBC titulado “La mala hora de Televisa”.

En la investigación de Juan Carlos Pérez Salazar, señalan que  protestas masivas en su contra, acusaciones de favoritismo político, publicaciones negativas en la prensa internacional y ahora un confuso caso de suplantación en Nicaragua, hacen del 2012 el peor año para la cadena de televisión mexicana.

Una de las grandes afectaciones a la televisora sucedió, según la BBC, cuando el diario británico The Guardian reveló que tenía en su poder documentos que demostraban que Televisa había vendido cobertura favorable a políticos mexicanos y una campaña de desprestigio contra el entonces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

The Guardian no pudo constatar la autenticidad de los documentos filtrados, sin embargo defendió su artículo e incluso cuatro días antes de las elecciones publicó que Televisa había creado una unidad especial para apoyar a Peña Nieto desde el 2009. Televisa desmintió las acusaciones y exigió una disculpa de la cadena.

El reportaje señala también el caso de Nicaragua, en el que autoridades de ese país detuvieron el pasado 24 de agosto a 18 mexicanos que viajaban en seis camionetas con el logotipo de Televisa y con 9 millones de dólares. Actualmente los detenidos enfrentan un proceso penal por lavado de dinero, crimen organizado y tráfico de drogas.

Los inculpados dijeron pertenecer a  Televisa, y de nuevo, la televisora negó la relación. Después de emitir un comunicado en el que la cadena rechazaba la acusación, medios mexicanos revelaron  que las camionetas estaban registradas en el Distrito Federal a su nombre.

Televisa argumentó que se debía a la “posibilidad de que algunos de los vehículos confiscados en la aduana ‘Las Manos’ (Nicaragua) hayan sido indebidamente registrados, con documentación falsificada, como propiedad de esta empresa”.

Hasta el momento, el juicio contra los 18 supuestos periodistas está previsto para el 3 de diciembre y según dijo Carmen Aristegui en su noticiario matutino, la fiscalía aún están a la espera de las pruebas definitivas de las autoridades mexicanas que demuestren que las camionetas no pertenecen a Televisa.

“La mala hora de Televisa” se valida con comentarios de expertos, como  la analista de medios y ex periodista María Elena Meneses, profesora del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, quien declaró que todo esto muestra que “Televisa está pasando por uno de los momentos más difíciles de su historia”.

Y con la opinión del Jenaro Villamil, quien señala que este momento “es un punto de inflexión. En el momento de mayor poder e impunidad de Televisa, es su momento de menor credibilidad”.

En cambio para el escritor e historiador Héctor Aguilar Camín, el movimiento estudiantil #YoSoy132, que nació en la Universidad Iberomericana, no afectó en nada. “Creo que el tema del 132 no afectó en absoluto el funcionamiento básico de la empresa a juzgar por sus resultados… De lo que amí me consta, es decir del programa que yo hago, es que ni los ratings ni los ingresos se han caído”, dijo.

Este 2012,  Televisa se ha visto inmersa en diversos escándalos , sin embargo su postura siempre ha sido de rechazar las acusaciones. Hasta el momento, las acusaciones han sido rechazadas, incluso por el Tribunal Electoral, pero la imagen se ha visto afectada por la serie de eventos que han dañado su imagen en lo que va del año.