ID_ANUARIO2015La niña Grace y los cuatro integrantes del colectivo SMART fueron la punta de lanza para abrir el debate que se había mantenido enclaustrado por años en la academia y en algunos círculos de activistas. Ahora, los políticos, los gobernantes, los legisladores, los juristas, los medios, y la ciudadanía en general, ya no pueden rehuir al tema sobre la legalización o no de la mariguana, que para muchos es inminente y justa, pero que para otros tantos es imposible e ilegal.

El debate sobre la mariguana inició en México desde que 5 personas han sido autorizadas a usarla legalmente para fines medicinales y recreativos. Foto: Francisco Cañedo

El debate sobre la mariguana inició en México desde que 5 personas han sido autorizadas a usarla legalmente para fines medicinales y recreativos. Foto: Francisco Cañedo

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).–El debate sobre la despenalización de la mariguana no es nuevo, sin embargo, es uno de los temas polémicos de la actualidad con posturas a favor y en contra. El análisis de la legalización se hace necesario en un país en el que desde hace décadas la política pública sobre las drogas se ha basado en la prohibición y en el uso del derecho penal, para contener y reprimir la oferta y demanda de sustancias que, hasta el momento, son de uso ilegal, incluyendo la cannabis.

LA NIÑA GRACE, LA PRIMERA

El tema resucitó a nivel nacional a raíz de que el 17 de agosto de este año se le concedió un amparo a la niña Grace Elizalde Benavides, para la obtención y uso del cannabidiol (CBD), un aceite terapéutico medicinal basado en la especie herbácea cannabis sativa. La menor regiomontana de ocho años de edad, comenzó a tomar el tratamiento desde el pasado 20 de octubre para combatir el síndrome de Lennox-Gastaut.

PROMO_MARIHUANA

Cada frasco de 100 mililitros de aceite cuesta 250 dólares en Estados Unidos, donde los padres de Grace lo adquieren. Ellos aseguran que desde que su hija toma el medicamento dejó de sufrir ataques epilépticos cada hora, además de que sus crisis son más breves y esporádicas, menos intensas, por lo que la niña duerme mejor.

EL AMPARO A SMART

Los cuatro miembros de SMART amparados por la SCJN (una activista social, dos abogados y un contador) aseguran que su lucha es por “abrir el marco jurídico, de cara a una política de drogas más racional”. Foto: Francisco Cañedo

Los cuatro miembros de SMART amparados por la SCJN (una activista social, dos abogados y un contador) aseguran que su lucha es por “abrir el marco jurídico, de cara a una política de drogas más racional”. Foto: Francisco Cañedo

La pequeña fue la primera persona con acceso legal a este tipo de medicamento en México, pero ya no es la única. Atraído por el Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea el pasado 4 de noviembre, y por mayoría de votos (del mismo Zaldívar, Olga Sánchez Cordero, José Ramón Cossío y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quienes votaron a favor, y con la oposición de Jorge Mario Rebolledo), la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó un amparo a cuatro miembros del colectivo Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante, AC (SMART).

El amparo es para que estas cuatro personas puedan dar un uso lúdico (recreativo) de la mariguana, modalidad que les permite la siembra, la posesión, el transporte y el consumo personal de la droga. Lo que sin embargo excluye cualquier posibilidad de venta o comercialización, que actualmente se castiga desde 9 meses hasta tres años de prisión por la posesión de más de 5 gramos de cannabis.

La justificación de Zaldívar afirmaba que el consumo de la mariguana en personas adultas “no supone un riesgo importante para la salud” si no se utiliza de forma “crónica y excesiva”. Las afectaciones son “menores o similares” a las que producen sustancias no prohibidas como el alcohol o el tabaco, dijo el Ministro.

Lo irónico es que ninguna de las personas amparadas asegura consumir la mariguana. Josefina Ricaño Bandala, Armando Santacruz González, José Pablo Girault Ruíz y Juan Francisco Torres Landa Ruffo, también son integrantes de México Unido Contra la Delincuencia, agrupación civil que en el año 2004 organizó la multitudinaria Marcha por la Paz en el Distrito Federal.

Los cuatro miembros de SMART amparados por la SCJN (una activista social, dos abogados y un contador) aseguran que su lucha es por “abrir el marco jurídico, de cara a una política de drogas más racional”, ya que “la prohibición sólo ha traído destrucción, muerte, violencia e injusticia”.

Los miembros de SMART también aseguraron que  la idea es crear un precedente “para lo que sigue”, que es crear jurisprudencia, y así abrir las puertas para que miles de mexicanos se acojan a este mismo principio, y que el Poder Legislativo aborde el problema de las drogas, porque, argumentan, “la libertad de elección es un derecho fundamental” para los ciudadanos.

EL AMPARO NO LEGALIZA LA MARIGUANA

El fallo impide que los cuatro beneficiarios del mismo sean sancionados de manera penal o administrativa por el consumo, posesión y portación de mariguana, en cantidades que se consideren de uso y consumo personal. Foto: Francisco Cañedo

El fallo impide que los cuatro beneficiarios del mismo sean sancionados de manera penal o administrativa por el consumo, posesión y portación de mariguana, en cantidades que se consideren de uso y consumo personal. Foto: Francisco Cañedo

No obstante, para que la inconstitucionalidad de la prohibición absoluta de la mariguana tenga mayores alcances generales, la SCJN tendría que resolver cinco juicios de amparo en el mismo sentido y con ello se lograría una jurisprudencia en contra de los artículos de la Ley General de Salud vinculados con este tema. Sin embargo, para una despenalización abierta para el uso del cannabis sí se requiere una modificación legal que tendría que ser llevada a cabo en el Congreso de la Unión.

En tanto, el tema ya se politizó. La organización de jóvenes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Juventudes de Izquierda (JIZ), anunció en fechas recientes, que interpondrá 32 amparos para acelerar la jurisprudencia y que el fallo de los ministros de la corte aplique para todos los mexicanos.

La sentencia del máximo tribunal de la Nación declara la inconstitucionalidad parcial de cinco artículos de la Ley General de Salud (el 235, 237, 245, 247 y 248) que establecen la prohibición absoluta para el consumo de mariguana, con el argumento de que dichas normas son contrarias al desarrollo de la libre personalidad.

El fallo impide que los cuatro beneficiarios del mismo sean sancionados de manera penal o administrativa por el consumo, posesión y portación de mariguana, en cantidades que se consideren de uso y consumo personal, por lo que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dependiente de la Secretaría de Salud, está obligada legalmente a otorgar permisos con estos motivos a los miembros de SMART.

LA REACCIÓN DE PEÑA Y SU GOBIERNO

Peña Nieto reiteró su negativa a legalizar la mariguana o cualquier otra droga. Foto: Francisco Cañedo

Peña Nieto reiteró su negativa a legalizar la mariguana o cualquier otra droga. Foto: Francisco Cañedo

Obligado a reaccionar, cinco días después de la decisión de la SCJN, el Presidente Enrique Peña Nieto adelantó que en fechas próximas se llevará a cabo un debate con expertos y especialistas, “responsable y plural”, para analizar si se mantiene el régimen prohibicionista o si se establece, eventualmente, una regulación para determinados usos del enervante, entre ellos los medicinales.

La Secretaría de Gobernación confirmó a principios de este mes que los cinco foros regionales englobados en el llamado Debate Nacional sobre la Legalización de la Marihuana se llevarán a cabo desde la tercera semana de enero hasta la tercera semana de marzo del 2016. Las temáticas serán: salud pública y prevención; ética y derechos humanos; aspectos económicos y regulación; seguridad ciudadana.

El 3 diciembre el mandatario nacional recordó durante un evento público que ha expresado en distintos espacios, de forma categórica y clara, cuál es su posición personal sobre el tema: “no estoy en favor del consumo ni de la legalización de la mariguana”, enfatizó. Además, Peña Nieto advirtió que “no podrá estar de acuerdo” en suponer que con la legalización de la mariguana será más fácil combatir al crimen organizado, así como las ventas ilícitas e ilegales y los rendimientos del negocio del enervante con su legalización.

Según él se ha acreditado y evidenciado que el consumo de esta sustancia es “nociva y dañina”, para el desarrollo de la juventud y de la niñez, y dijo también, de sus capacidades psíquicas y físicas. Durante la instalación del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, Peña Nieto reiteró su negativa a legalizar la mariguana o cualquier otra droga, y puso como ejemplo el caso particular de su familia.

“Hoy, déjenme compartirles, aquí está mi esposa que es testigo de ello, cuándo se acercan nuestros hijos y me preguntan: ‘oye papá quiere decir que entonces pronto nos podremos echar un churro aquí delante de ustedes’,  y se los he dicho, ‘no, no se confundan, se abre un debate’. Y les he expresado mi postura de estar en contra de la legalización de la mariguana”, dijo el Presidente.

Los comentarios de Peña Nieto contrastan con las opiniones expresadas por el ex Presidente Vicente Fox Quesada, quien recientemente dijo a la agencia Reuters que pensaba que el fallo de la SCJN supuso la legalización de todas las drogas (incluyendo la cocaína, la heroína y la metanfetamina de cristal) era inevitable dentro de una década. “Creo que la mariguana [la legalización] es un primer paso”, dijo Fox el mes pasado. “Ahora es irreversible”, señaló el panista.

OTRAS VOCES A FAVOR Y EN CONTRA

Ambas cámaras del Congreso de la Unión instalaron el Consejo Técnico para las Alternativas de Regulación de la Mariguana. Foto: Francisco Cañedo

Ambas cámaras del Congreso de la Unión instalaron el Consejo Técnico para las Alternativas de Regulación de la Mariguana. Foto: Francisco Cañedo

Antes del amparo otorgado a SMART por la SCJN, Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, dijo que la capital del país está lista para legalizar la droga para fines terapéuticos. “No se debe rehusar el debate. Creo que la Cámara de Diputados debe participar en esto”, afirmó el mandatario de la Ciudad de México, que enfrenta una ola de violencia, parte de ella generada por bandas del narcomenudeo, de las que él mismo ha negado su presencia.

Por las mismas fechas, el entonces Subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la Segob, Arturo Escobar y Vega, dijo durante una entrevista, que “es mucho peor la liberación [de las drogas] que la contención” y que “México no puede pensar convertir en un hombre de negocios a ‘El Chapo’ Guzmán, o a ‘La Barbie’.”

El 10 de noviembre, la Senadora de Nuevo León por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), María Cristina Díaz Salazar propuso en la Cámara Alta permitir la importación y el consumo medicinal de la mariguana. El Pleno del Senado aprobó por unanimidad iniciar el debate formal sobre su uso y su eventual legalización. Los legisladores acordaron revisar la posibilidad de reformar la Ley de Salud, el Código Penal Federal y la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada.

En este contexto, ambas cámaras del Congreso de la Unión instalaron el Consejo Técnico para las Alternativas de Regulación de la Mariguana. Durante el acto protocolario, el Comisionado Nacional contra las Adicciones (Conadic), Manuel Mondragón y Kalb, afirmó que el consumo de la mariguana sí tiene consecuencias para la salud y que legalizar su consumo no detendrá a los miembros de la delincuencia organizada.

“Sí hace daño la mariguana, punto. No voy a redundar en cuantas áreas y sistemas radica el daño del consumo, está debidamente señalado en publicaciones múltiples”, comentó el funcionario federal, quien agregó que el narcotráfico no tiene su principal actividad en el comercio del enervante, sino en el robo de hidrocarburos, tráfico de personas, la extorsión y el secuestro por lo que “los cárteles, cartelitos o carteluchos, seguirán trabajando, eso se los puedo asegurar”.

Mondragon y Kalb aseguró también, durante que si uno de cada 11 adultos hace adicción por la droga, uno de cada seis niños y adolescentes hará adicción al cannabis. Abundó que en promedio, en México, para tratar a una persona con una intoxicación “fuerte” por el consumo de esta sustancia, el Gobierno federal gasta entre 6 mil y 120 mil pesos por 40 días que dura un tratamiento, y dijo que “no hay dinero para eso”.

Además, el ex Secretario de Salud del Gobierno del Distrito Federal y ex Comisionado Nacional de Seguridad expuso que no existen suficientes hospitales y clínicas de internación para el manejo de este tipo de pacientes.

Antonio Luigi Mazzitelli, representante regional de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, aseguró en su intervención que la mariguana es una droga incluida en el listado de las convenciones internacionales por el riesgo a la salud que conlleva, por lo que “cualquier fórmula de regulación de la mariguana debe tener en cuenta que es una droga y que hace daño”. Abundó que  el derecho colectivo a la salud debería ser considerado frente a los derechos individuales.

Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió a los legisladores que en la política pública que determinen poner como eje central los derechos humanos y ponderar la garantía a la salud de los niños, niñas y adolescentes, así como a la seguridad. El titular del máximo organismo de la defensa de los derechos humanos en México abundó  que también se debe considerar la “no criminalización al consumidor ni al adicto, y no a la discriminación”.

En el mismo sentido, Pedro Salazar Ugarte, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), planteó que el tema tiene que verse como una política general de salud que integre y pondere todos los derechos implicados. “Sin duda [deberán analizar] el derecho de protección a la salud, pero también porque la Corte pide que lo hagamos, y tiene sentido, asimismo el derecho del libre desarrollo de la personalidad, vinculado con las libertades y la autonomía de las personas”, dijo el jurista.

Al presentar el libro Marihuana y salud, el ex Rector de la UNAM y ex Secretario de Salud federal, Juan Ramón de la Fuente Ramírez, dijo que, aun cuando él como médico reconoce que consumir mariguana no es bueno para la salud, no está de acuerdo con criminalizar a quien la consume.

“No podemos seguirlos metiendo a la cárcel, como tenemos ahora en nuestros centros de readaptación social a más de 150 mil personas, la mayoría jóvenes, muchas de ellas mujeres, que están ahí no por producción, no por tráfico, sino por posesión de drogas. Dos de cada tres por posesión de mariguana”, afirmó el médico psiquiatra, quien asegura que México está listo para abrir la puerta a la mariguana medicinal y no le queda claro “por qué las autoridades de salud han sido tan renuentes”.

El libro que reúne ensayos de Dení Álvarez Icaza, Rodolfo Rodríguez Carranza, Luciana Ramos Lira, entre otros, y que dice sustentarse en información 100 por ciento científica, objetiva y rigurosa, señala que el alcohol es la sustancia que ocasiona más daños individuales y sociales, seguida por la heroína en segundo lugar y en tercer puesto por el crack. Dentro un grupo de 20 sustancias psicoactivas, la mariguana se ubica en octavo lugar y recuerda, que hasta el momento, las estadísticas oficiales no reportan muertes por sobredosis de mariguana.

Pero no sólo los académicos, políticos, legisladores o gobernantes en turno están pensando en la posibilidad o no de la legalización de la droga. El 76 por ciento de los mexicanos está de acuerdo con la despenalización de la mariguana con fines medicinales, de acuerdo con una encuesta telefónica que realizó el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados entre el 6 y el 8 de noviembre.

Sin embargo, el 73 por ciento rechaza que la droga pueda ser legalizada con fines recreativos en nuestro país. En la encuesta referida, tres de cada cuatro mexicanos piensan que si se legalizara el consumo de la mariguana, éste aumentaría, mientras que 20 por ciento asegura que no crecería y, 71 por ciento cree que el consumo de esta yerba estaría fuera de control al legalizarse.

Según otra encuesta elaborada y difundida por la consultora Parametría, señala que 4 de cada 5 mexicanos estaría en contra de la legalización de la mariguana.

EL CONSUMO DE LA MARIGUANA EN MÉXICO

De acuerdo con datos de la Oficina de las Organizaciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) y de la Encuesta Nacional de Adicciones, el grado de adicción a las drogas en México es alto, en especial de cannabis, de la que casi 5.7 millones de personas son consumidores y 550 mil personas son dependientes en el país.

El 85.1 por ciento de los mexicanos que usan alguna droga en el país consume mariguana y el grupo que más la utiliza tienen entre 15 y los 19 años de edad, es decir, 43.8 por ciento de los consumidores son jóvenes, mientras que los que probaron alguna vez en su vida la mariguana están también en ese sector de la población con el 46.9 por ciento.

De acuerdo con el Informe individual sobre consumo de drogas, elaborado por el Instituto Nacional de Psiquiatría (INP), Ramón de la Fuente Muñiz, la mariguana es la droga o sustancia con un mayor nivel de consumo en el país y su prevalencia pasó de 80.6 por ciento en junio de 2013, a un 85.1 en junio de 2014.

Además, es la droga con la que se inician en el uso de sustancias ilícitas, en el 52 por ciento de los mexicanos, y por rango de edad el 56.2 por ciento de los consumidores iniciaron su uso entre los 12 y los 19 años, mientras que el 32.5 lo hizo entre los 12 y los 14 años y el 1.6 por ciento, desde los 11 años.

LA GUERRA MUNDIAL VS LAS DROGAS

La legalización de las drogas busca acabar su consumo y el tráfico ilícito que genera un negocio anual estimado en 300 mil millones de dólares (mdd), según cifras expuestas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2005, misma institución que calcula en el mundo 200 millones de consumidores de drogas ilegales.

La Fundación Transform Drug Policy estima que cada año se gastan más de 100 mil mdd a nivel global en acciones encaminadas a continuar la llamada guerra contra las drogas.

En este contexto, México es el principal proveedor de mariguana, cocaína y metanfetaminas en Estados Unidos. Los cárteles mexicanos de la droga venden aproximadamente de 19 mil a 29 mil millones de dólares anuales por el tráfico de estupefacientes.

La Comisión Global de Políticas de Drogas, en la que participa el ex presidente mexicano Ernesto Zedillo Ponce de León, se encuentra a favor del fin de la militarización contra las drogas y la descriminalización del consumo.

“Es loco pensar que la prohibición es mejor que un control del mercado (de las drogas) por parte del Estado”, dijo Ruth Dreiffus, ex presidenta de Suiza, en una reunión con periodistas el paso 9 de octubre.

El Gobierno de Colombia se adelantó a México y anunció que autorizará la mariguana medicinal, sumándose a 23 estados de Estados Unidos. Entre tanto, el Congreso de Chile está debatiendo si legalizar o no la planta, mientras que Uruguay ya lo hizo en 2013.

​“Canadá se convertirá en 2016 en la primera Nación del bloque G7 en legalizar la mariguana con fines recreativos”, anunció en fechas recientes el primer ministro canadiense Justin Trudeau.


También te puede interesar