Santiago de Chile, 14 jun (EFE).- El desempleo urbano en América Latina y el Caribe volverá a descender este año y pasará del 7,3 % registrado en 2010 a una tasa que se situará entre el 6,7 y el 7 %, informaron hoy dos organismos de Naciones Unidas.

En una publicación conjunta, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) subrayaron que las políticas macroeconómicas contribuyeron en muchos casos a reducir la vulnerabilidad económica.

Estas políticas contracíclicas implicaron una expansión del gasto fiscal durante la crisis e incluyeron diversas medidas, como inversión en infraestructura, planes de empleo de emergencia, estímulo a las empresas o programas sociales, entre otras, apuntan.

Sin embargo, el análisis constata que esas políticas generalmente fueron resultado de reacciones de corto plazo, por lo que recomiendan que ese enfoque contracíclico se institucionalice, lo que permitiría dar respuestas rápidas ante una nueva crisis.

La baja en la tasa de desempleo urbano regional ha sido constante desde el año 2002, cuando se ubicaba por encima del 11 %, aunque la mejoría ha sido desigual, ya que se redujo más en los países suramericanos que en el norte de América Latina y, sobre todo, el Caribe.

A nivel regional, la tasa de desempleo urbano descendió del 8,1 % a 7,3 % hacia fines de 2010, lo que supuso un retorno a los niveles previos a la crisis de 2009.

En términos absolutos, en 2010, en las zonas urbanas de la región el número de ocupados aumentó en 6,4 millones de personas, mientras que la cantidad de desempleados se redujo en 1 millón de personas, hasta sumar 17,1 millones.

Según los dos organismos de Naciones Unidas, este año ese descenso se acentuaría y podría situarse por debajo del 7 %.

Resaltan además que en muchos países hay indicios de mejoría en la calidad del empleo.

“Los datos sobre la evolución de empleo formal reflejan fuertemente la recuperación de la actividad económica”, indican.

En concreto, en Brasil, Chile, Nicaragua y Uruguay el empleo formal subió alrededor del 6 %, mientras que en Costa Rica, México, Panamá y Perú aumentó entre un 3 y un 5 %.

Asimismo, la reactivación relativamente fuerte a nivel regional incidió en 2010 en un aumento de la tasa de ocupación urbana de 0,8 puntos porcentuales, con lo cual se alcanzó un nuevo máximo histórico del 55,2 %.