Washington, 14 jun (EFE).- La CIA planea comenzar a ejecutar bombardeos con aviones no tripulados sobre Yemen como parte de una operación contra Al Qaeda en la Península Arábiga, informó hoy el diario Washington Post citando a funcionarios estadounidenses.

Los aviones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) se sumarán a la campaña encubierta que Estados Unidos ha reactivado en las últimas semanas en el país árabe, después de casi un año de tregua en los ataques, indica el diario.

El vacío de poder creado por la escalada de las protestas populares y la consiguiente marcha del presidente Alí Abdalá Saleh para recibir tratamiento médico en Arabia Saudí tras sufrir recientemente un atentado han creado un escenario que Washington cree propicio para los intereses de Al Qaeda, lo que explica la solicitud de refuerzos para los aviones militares.

El diario New York Times informó por primera vez la semana pasada de la reanudación de los bombardeos en Yemen, en un artículo que hablaba de una “guerra encubierta” en el sur del país y que fue respondido con silencio por parte de la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

La tregua en los ataques aéreos contra Al Qaeda se produjo el año pasado a raíz de las denuncias de que algunas de las misiones se habían equivocado en sus objetivos y provocado muertes de civiles.

No obstante, Estados Unidos considera el brazo armado de Al Qaeda en la Península Arábiga como el mayor riesgo inmediato para su país, más aún que el de los líderes de la organización terrorista, escondidos supuestamente en Pakistán.

Las fuerzas militares norteamericanas que vigilan el sur han perdido capacidad de acción con los disturbios populares, que han forzado el regreso a la capital de las tropas yemeníes que luchaban contra militantes de Al Qaeda en el sur.

En ese escenario, los aviones de la CIA ejecutarán ataques de forma independiente y en coordinación con el Mando Especial de Operaciones de EE.UU., indica el Washington Post.

Dado que la agencia opera bajo términos legales diferentes a los del Pentágono, explica el diario, eso puede otorgarle más flexibilidad a la hora de lanzar bombardeos si el clima político cambia en Yemen y la cooperación con los militares estadounidenses disminuye o se rompe.

La CIA fue la agencia pionera en el uso de aviones no tripulados armados en Afganistán hace una década y desde entonces ha lanzado cientos de ataques en Pakistán con esos equipos.

Eso le ha dotado de una “experiencia sustancial” a la hora de combinar los equipos aéreos con las redes de inteligencia en países que han limitado la capacidad de EE.UU. para operar militarmente, según las fuentes citadas por el diario.

Desde la reanudación de los bombardeos las fuerzas estadounidenses han matado al espía de Al Qaeda Abu Ali al-Harithi y han lanzado un ataque fallido contra uno de los hombres más buscados por Washington, el clérigo radical Anwar al Aulaqi.

La campaña militar contrasta con la tibia posición de Estados Unidos frente al conflicto entre el Gobierno y los manifestantes, al que ha respondido con una llamada hacia una “transición ordenada” en el país, aunque sin llegar a cuestionar la legitimidad de Saleh.