Bruselas, 14 jun (EFE).- La Unión Europea (UE) compensará con 210 millones de euros las pérdidas sufridas por los productores de hortalizas y frutas como consecuencia de la caída de las ventas ligada a la agresiva variante de la bacteria “E. coli”.

El comité de gestión de la UE, que reúne a expertos de los Veintisiete, aprobó hoy un fondo especial por esa suma, con el voto en contra de España y otros países, según informó a Efe el secretario general de Medio Rural, Eduardo Tamarit.

Las ayudas compensarán en torno al 50 por ciento de las pérdidas sufridas por los productores que, como consecuencia de la crisis, se han visto obligados a retirar del mercado pepinos, tomates, lechuga, calabacines y pimientos.