Bruselas, 14 jun (EFE).- Los ministros de Finanzas de la zona euro volverán a reunirse el domingo para avanzar en el diseño de un segundo plan de rescate para Grecia, ante la falta de acuerdo en la reunión extraordinaria del Eurogrupo celebrada hoy en Bruselas.

“Vamos a continuar trabajando sobre Grecia en una reunión del Eurogrupo en Luxemburgo el domingo”, informó el ministro de Finanzas belga, Didier Reynders, a la salida del encuentro.

El Eurogrupo ya tenía previsto abordar el plan de ayuda a Grecia en su reunión mensual, prevista para el lunes 20 de junio en Luxemburgo, pero ha decidido reunirse el día anterior ante la falta de acuerdo durante el encuentro de hoy.

Los ministros de Finanzas de la zona euro tenían previsto avanzar hoy en el diseño de un segundo plan de ayuda a Grecia, más allá de los 110.000 millones que le fueron concedidos en mayo de 2010, y estudiar cómo integran la participación de los acreedores privados en el mismo.

Reynders defendió al término del encuentro que los ministros nunca tuvieron la intención de alcanzar decisiones decisivas esta noche, y aseguró que en la jornada de hoy han progresado sobre la financiación de Grecia a corto plazo, pero que es preciso continuar discutiendo sobre las necesidades a largo plazo.

“Lo habíamos dicho al entrar, que no habría decisiones esta noche. El objetivo es intentar lograrlo en las próximas reuniones, así que nos vemos el domingo”, aseveró.

La integración del sector privado en el rescate de Grecia es uno de los puntos de mayor desencuentro en la zona euro, entre una Alemania partidaria de que los inversores paguen parte de la factura y el Banco Central Europeo, que teme las consecuencias que este extremo podría provocar en el conjunto de la zona euro.

El candidato a presidir el Banco Central Europeo, Mario Draghi, alertó hoy ante el Parlamento Europeo de los problemas que acarrearía una bancarrota griega, que dejaría sin resolver el problema de la elevada deuda pública del país y causaría graves pérdidas a los bancos que poseen bonos helenos, lo que obligaría a recapitalizarlos.

La ministra de Economía y Hacienda española, Elena Salgado, consideró antes de entrar a la reunión que es necesario “atender a las preocupaciones” del Banco Central Europeo a la hora de integrar la participación de los acreedores privados.

En principio, la aportación de los bancos, fondos de pensiones y aseguradoras al segundo rescate de Grecia podría elevarse hasta los 25.000 millones de euros, según avanzó hoy Reynders, quien explicó que el importe que correspondería a la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) asciende a unos 80.000 millones.

Fuentes conocedoras de las negociaciones precisaron que los 25.000 millones de euros se sumarían a los 80.000 millones, con lo que el monto total del segundo rescate ascendería a unos 105.000 millones de euros, aunque todavía no hay nada cerrado.

Por su parte, Salgado explicó que “lo más importante es que Grecia tenga dinero para financiar lo que necesita en los meses de julio y agosto”, algo que se va a “conseguir con toda seguridad”.

“En estos momentos, estamos hablando de que se pueda hacer el pago de julio, que son entorno a 12.000 millones y el pago de agosto, que serán unos 6.000”, explicó Salgado.

El encuentro del viernes próximo entre la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolás Sarkozy, será clave para abordar la respuesta global a la crisis griega.