Nueva York, 14 jun (EFE).- Nueva York ha logrado bajarse del podio de las ciudades más sucias de Estados Unidos en el que se colocó en 2010 y este año el primer puesto de ese ránking lo ocupa Nueva Orleans (Luisiana), según una encuesta publicada hoy por la revista Travel + Leisure.

La Gran Manzana consiguió en un año descender desde el puesto número uno hasta el cinco de esa lista, que la revista de viajes elabora a partir de los comentarios de sus lectores sobre la cantidad de basura, contaminación e incluso olor del agua del grifo de las ciudades de este país.

A partir de esas críticas la revista confecciona su lista de las veinte ciudades más sucias de EE.UU., que este año lidera Nueva Orleans, muy reconocida por su vida nocturna y la celebración de los carnavales en esa ciudad, por lo que los lectores de esa revista también la votaron como la del espíritu más divertido del país.

Por su parte la “cultura de primer nivel, sofisticados barrios y diversidad de locales” ayudó este año a Nueva York a retroceder algunos puestos en esta lista, aunque los más que conocidos roedores que habitan su suburbano y las pilas de bolsas de basura que pueblan sus aceras le valieron el puesto número cinco de la lista.

En el número dos de esta lista se coloca Filadelfia (Pensilvania), seguida por Los Ángeles (California) en el número tres y Memphis (Tennessee) en el cuatro, en una lista en la que también aparecen Las Vegas (7), Miami (8), San Francisco (12) y hasta la capital del país, Washington (15).