Washington, 14 Jun (Notimex).- Senadores mexicanos pidieron hoy de Estados Unidos una mayor voluntad para atajar el tráfico de armas a México, así como un mayor compromiso para resolver temas como la reforma migratoria y el apoyo al crecimiento económico.

Al iniciar la Reunión Interparlamentaria México-Estados Unidos, el líder de la mayoría senatorial, el demócrata Harry Reid, dio a sus colegas mexicanos una deferencia especial al invitarlos por primera vez a asistir al pleno del Senado donde les dio la bienvenida el senador Dick Durbin.

Así, el presidente del Senado mexicano, el senador del PRI, Manlio Fabio Beltrones; el líder del PAN, José González Morfín; el del PRD, Carlos Navarrete, y el del PVEM, Arturo Escobar, testimoniaron un llamado de Durbin a aprobar la legalización de estudiantes indocumentados.

“Es la hora de tener un nuevo trato entre los Estados Unidos y México”, destacó Beltrones antes del inicio de una recepción especial en el Capitolio.

“Y buscar que en el siglo 21 armemos entonces condiciones tales que nos permitan resolver problemas comunes como delincuencia, narcotráfico, seguridad humana y crecimiento económico”, dijo.

Beltrones señaló sin embargo que Estados Unidos debe esmerarse más en atajar el tráfico de drogas y México hacer lo suyo para no dejar pasar las armas a México.

González Morfín sostuvo a su vez que el tema toral “es cómo hacemos para detener el tráfico de armas que entra por la frontera norte a nuestro país (…) y lo que nos toque hacer a nosotros desde México también tenemos que estar en la mejor disposición de hacerlo”.

El senador panista consideró importante que Estados Unidos regrese a la política vigente en 2004 cuando existía una ley para prohibir la venta de las armas de asalto.

“Creo que desde aquí, desde este lado de la frontera, se pude hacer mucho más para frenar el tráfico de armas”, señaló.

Navarrete consideró de importancia simbólica la invitación al pleno del Senado, porque “necesitamos que México no esté fuera del mapa de los legisladores estadunidenses, que México siga siendo parte de la vecindad que tenemos con Estados Unidos”.

Aunque reconoció que en Estados Unidos no haya quizás condiciones para avanzar ciertas iniciativas, como las de un mayor control de armas, sostuvo que México no debe dejar de insistir.

“México no puede darse por vencido ni cerrar el expediente del tema del contrabando de armas, en el tema de la seguridad fronteriza, en el tema de la reforma migratoria”, enfatizó.

La delegación mexicana participará este miércoles en las sesiones plenarias que se realizan en el Senado, para abordar temas como la Iniciativa Mérida, seguridad fronteriza, reforma migratoria y crecimiento económico.