Después de abrir a la inversión privada la exploración y explotación de las áreas petroleras en aguas profundas y no profundas, la Comisión Nacional de Hidrocarburos licitó campos terrestres donde se produce gas. La gran ganadora de once bloques [6 en la cuenca de Burgos y 5 en Veracruz y Tabasco] fue la empresa mexicana Jaguar Exploración y Producción, del regiomontano Grupo Topa.

La compañía fue fundada por Dionisio Garza Medina, ex presidente de Grupo Alfa, quien es señalado por beneficiarse en paraísos fiscales, de acuerdo con una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Además, su director de Operaciones hasta junio de 2016, Claudio César de la Cerda Negrete, es actualmente el director general de Exploración y Extracción de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, y Guillermo Sánchez Roa, su director de Geología y Geofísica, laboró de diciembre de 1997 a mayo de 2002 como supervisor de Adquisición Sísmica de campo en Pemex.

Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo).– El consorcio méxico-canadiense Sun God-Jaguar Exploración ganó seis de los 10 bloques licitados para exploración y explotación de campos terrestres en la cuenca de Burgos en Tamaulipas y en la cuenca del Sureste en Tabasco durante la segunda licitación de la Ronda 2. También se adjudicó cinco cuencas en Veracruz y Tabasco durante la tercera licitación.

En la empresa mexicana Jaguar Exploración y Producción de Hidrocarburos, fundada apenas en 2014, laboran o estuvieron ex funcionarios y funcionarios públicos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Secretaría de Energía (Sener), donde hay información privilegiada y valiosa para el sector.

Jaguar es dirigida por Javier Zambrano, ex consejero de la petrolera francesa Shclumberger en México.

Su director de Operaciones hasta junio de 2016, cuando la empresa ya había participado en rondas pasadas, es el ingeniero petrolero Claudio César de la Cerda Negrete, actual director general de Exploración y Extracción de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía (Sener). En su declaración pública, el funcionario no estuvo de acuerdo en publicar su posible conflicto de interés.

Además, el ingeniero Guillermo Sánchez Roa, su director de Geología y Geofísica, laboró de diciembre de 1997 a mayo de 2002 como Supervisor de adquisición sísmica de campo en Pemex.

“Los ingenieros que han salido de Pemex conocen muy bien la geología de México y desde luego es un activo. Son gente muy bien preparada que conocen el cómo llevar proyectos exitosos”, aseguró el analista energético, Arturo Carranza.

La Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos expone en sus artículos 8 y 9 que el funcionario público que deje de desempeñar su cargo no deberá, hasta un año después de haber concluido sus funciones, usar en provecho propio o de terceros la información o documentación a la que haya tenido acceso en su empleo y que no sea del dominio público. Tampoco deberá aceptar hasta un año después un empleo que proceda de cualquier persona física o moral cuyas actividades se encuentren directamente vinculadas por el servidor público en el desempeño de su cargo y que implique intereses en conflicto.

En su página oficial, Jaguar EP se describe como una compañía “creada para maximizar el potencial de las oportunidades” derivadas de la Reforma Energética. Se enfoca en campos terrestres, donde se produce gas para generar energía eléctrica.

En este caso, la Cuenca de Burgos es la región más importante en gas natural no asociado, aunque también caracterizada por la inseguridad, personal de Pemex ha documentado extorsiones. La seguridad es un factor tomado en cuenta por las empresas para invertir en la zona, destacó el analista energético, Arturo Carranza.

El fenómeno de la puerta giratoria dentro del sector energético, incrementado a raíz de la apertura de las áreas petroleras a la industria privada, ha sido reportado por SinEmbargo con regularidad. Por ejemplo, Carlos Morales Gil fue director de la oficina de Exploración y Producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta febrero de 2014. Un año después comenzó a ser parte de Controladora Petrobal, la compañía petrolera de Alberto Bailléres, uno de los hombres más ricos del país, también dueño de la cadena Palacio de Hierro.

LA EMPRESA DE LOS GARZA 

Jaguar Exploración y Producción de Hidrocarburos pertenece a un fondo de inversión de la familia regiomontana Garza. Foto: Jaguar E&P

Jaguar Exploración y Producción de Hidrocarburos pertenece a Grupo Topaz, fondo de inversiones mexicano con sede en Monterrey, Nuevo León. En 2011, su director Dionisio Garza Sada lo fundó junto con su padre, Dionisio Garza Medina, ex presidente de Grupo Alfa, quien fue acusado en 2013 de guardar su fortuna en paraísos fiscales, de acuerdo con una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Grupo Topaz se conforma de tres unidades de negocios: exploración y extracción de hidrocarburos, un fondo de inversión en tecnología y emprendedores, así como bienes raíces.

Arturo Carranza, especialista en el sector energético, destacó que los campos terrestres, a diferencia de las plataformas petroleras en aguas profundas o no profundas, son más fáciles de operar al requerir menos tecnología. Pero son complejos al tener un impacto directo en las comunidades cercanas porque al producir en los pozos contamina.

“La producción de Pemex actual en la Cuenca de Burgos viene a la baja, por lo que lo que buscan las autoridades energéticas es que ahora las empresas privadas la complementen con su infraestructura. Empezarán a producir en un tiempo corto”, dijo.

La cuenca de Burgos abarca Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. En ella ha sido descubierto y se encuentra en la primera fase de explotación el yacimiento de gas natural no asociado más importante de México, que actualmente aporta 998 miles de millones de metros cúbicos diarios de gas seco (16 por ciento del total del gas en México y el 70 por ciento del gas seco nacional).

Para la segunda y tercera licitaciones de la Ronda Dos de campos terrestres participaron once empresas, entre ellas también la mexicana Newpek Exploración y Extracción, perteneciente a Newpek, empresa de Grupo Alfa que realiza operaciones en la industria de hidrocarburos en México y Estados Unidos.