Juan Zepeda, ex candidato por PRD en el Estado de México, no ha parado de hacer campaña. Tras sus destacados resultados en la elección mexiquense ahora trabaja para ser el candidato del Sol Azteca en la elección presidencial de 2018.

A más de un mes de los comicios en los que su partido ganó perdiendo, el ex Alcalde de Nezahualcóyotl promueve el Frente Amplio Opositor, en el que incluso se muestra dispuesto a dar la bienvenida al PVEM. Además, afirma, esa misma invitación está en la mesa del líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista con SinEmbargo, el perredista alerta que al agotarse la posibilidad de una alianza entre los partidos de izquierda se “pueda generar un resultado similar al del Estado de México y que el PRI se mantenga en el poder”.

Ciudad de México, 14 de julio (SinEmbargo).– Juan Zepeda Hernández quiere ser candidato presidencial, pero no sólo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sino del Frente Amplio Opositor.

El ex candidato a la gubernatura del Estado de México teme que la división de las izquierdas vuelva a hacer que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se mantenga en el poder, como ocurrió en esa contienda en la que él, sorpresivamente, llevó al Sol Azteca hasta el tercer lugar.

A finales de junio pasado, Zepeda Hernández se manifestó abierto a que se le extendiera una carta de invitación al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), instituto político que ha sido fiel aliado  del PRI. Esa misma invitación, dijo, está en el escritorio de Andrés Manuel López Obrador, pese a sus continuos rechazos.

“Siempre he sido proaliancista de las izquierdas, al agotarse esa posibilidad veo con preocupación que esa división pueda generar un resultado similar al del Estado de México y que el PRI se mantenga.Hoy tenemos que confluir todos los opositores al PRI”, afirma Zepeda.

En una entrevista con SinEmbargo, el perredista del momento habla sobre sus posibles rivales en el seno del Frente, su interés por cambiar el sistema presidencialista por uno parlamentario, y su apertura a un candidato ciudadano, un perfil que llenan, en su opinión, Juan Ramón de la Fuente y Miguel Ángel Mancera.

Juan Zepeda destacó que, como un bono rumbo a 2018, trae la inercia de la campaña del Estado de México a su favor. Foto: Sandra Sánchez Galdoz, SinEmbargo

***

—Durante la campaña del Edomex le preguntaron si tenía aspiraciones presidenciales y lo negó. ¿En qué momento decidió que podía ser Presidente?

—Fíjate que terminó la elección en el Edomex y, además, fue un triunfo político y no electoral, porque el PRD estaba prácticamente en la lona, y resurge ese PRD combativo que daba buenos resultados. Al interior del PRD no me interesa confrontar a mis compañeros. Pero cuando se plantea ir en un Frente Democrático es abrir el espectro de posibles candidatos y ahí surge el interés de competir con otros perfiles. A partir de ahí se abre eso y otros compañeros me han pedido participar.

—Hoy hay un boom por los externos o extra partidarios para ser candidatos presidenciales. Un grupo del PRD se juntó con el ex Rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente. ¿Qué opinión le merece?

—Hay dos figuras: el candidato independiente, donde ya hay algunos ejemplos. El resultado que retumbó a nivel nacional e internacional fue el de Jaime Rodríguez [“El Bronco”], pero que al plazo del tiempo no ha dado resultados. Hoy, no sólo los partidos sino los candidatos independientes han quedado a deber y, en efecto, hace unos días trascendió que unos compañeros perredistas se reunieron con Juan Ramón de la Fuente para plantear el la posibilidad de que encabece este esfuerzo. Es distinto al candidato independiente. El candidato independiente va a competir para ganar el Gobierno con su propia visión, lo que ocurrió en Nuevo León. Hoy lo que se pretende es buscar en la sociedad, en los académicos, intelectuales, líderes de opinión, una figura que pueda aglutinar.

—¿Qué debe cambiar para tener un país más democrático?

—En el caso hipotético, y además muy factible, de que se gane una elección. Empezar el camino para cambiar el régimen presidencialista, por un régimen parlamentario o semiparlamentario que en otras latitudes obliga a formar gobierno. A partir de una mayoría parlamentaria, ahí se nombran a los secretarios de Estado, así como se destituye al que no dé resultados, independientemente del Presidente.

—¿Miguel Ángel Mancera cuenta como un candidato ciudadano?

—Yo creo que sí. Él al frente de la Ciudad de México ha dado resultados, a pesar de que fue candidato del PRD, y otros partidos que en su momento coaligaron. Él ha cuidado ese aspecto de no afiliarse con el PRD. Creo que sí cumple con esa figura de candidato ciudadano, sin duda.

—¿Cuál sería el problema de afiliarse al PRD?

—Bueno, mira, es una decisión personalísima. En mi caso desde siempre estoy afiliado en el PRD, en el caso de mi amigo Miguel Ángel Mancera, él ha decidido permanecer no afiliado. y bueno dentro del PRD se le tiene mucho cariño, aún sin estar afiliado; él ha hecho mucho por el PRD.

—A pesar de esta buena imagen del señor Mancera, es usted quien encabeza la intención de votos por encima del Jefe de Gobierno de la CdMx, de acuerdo con la más reciente encuesta de El Financiero. ¿Por qué?

—Creo que la encuesta de El Financiero, me da una ventaja dentro de los perredistas, pero yo creo que eso es algo que se tiene que ir confirmando con otro tipo de encuestas. Yo, la verdad, soy el primero que me gusta ser muy objetivo. Sin duda traigo una burbuja de resultados en el Estado de México. Los gobernadores tienen todavía mayor posibilidad de crecer, ellos están en el ejercicio de gobierno, están expuestos mediáticamente mucho más que tu servidor, pero insisto no es un resultado que ahorita en lo particular sea para echar las campanas al vuelo. Sobre todo que, en en lo interno del PRD, lo que nosotros vamos a ponderar es la unidad. Insisto, ellos están haciendo un buen desempeño al frente de sus gubernaturas. En el caso de Miguel Ángel Mancera pues trae una buena calificación.

–Miguel Barbosa Huerta se pronunció también: dijo que lo ve más presidenciable a usted que a Mancera. ¿Por qué alguien que estaba en el PRD y se acaba de pasar a Morena apuesta por usted?

—Creo que en el caso de Miguel Barbosa lo hace como una opinión personalísima. Esta opinión, una vez que ha dejado el PRD, se toma como una opinión externa de un actor político importante, pero que al interior del PRD no hace mayor efecto. Sólo se toma como una opinión como tiene cualquier mexicano derecho a expresarse, pero en el PRD resolvemos las cosas los perredistas.

Zepeda se mantiene en una gira nacional para promover el Frente Amplio Opositor. Foto: Sandra Sánchez Galdoz, SinEmbargo

—¿Qué está haciendo usted para promover este Frente?

—Estoy visitando todos los estrados de la República para exhortar a los compañeros que tenemos que ir unidos. El PRD para poder llegar de manera sobresaliente tiene que demostrar fuerza, como lo hicimos en el Edomex, y a partir del exitoso resultado, que insisto fue un triunfo político, no así un resultado electoral ganador, por obtener un millón 100 mil votos que nos pone muy competitivos, que sumados a los que ya traemos en todo el país, el PRD sin duda decide quién va ganar ala elección del próximo año.

—Indudablemente el otro gran actor del frente es el PAN. ¿Cómo piensa ser aceptado por el PAN?

—Muy sencillo, el PRD va decidir quién gana la elección presidencial el próximo año. Entonces, tendremos que pactar con mucha tolerancia y respeto la forma en la que vamos a participar para elegir el abanderado. Yo acabo de declarar, por ejemplo, que puede ser un método con tres parámetros.

—¿Cuáles?

—Uno que sea una encuesta en todo el país abierta entre los que queramos participar donde se pondere la opinión efectiva, que es el resultado de la opinión positiva, menos la opinión negativa. Eso te da una imagen de los positivos que trae cada uno y lo que puede crecer más en los ánimos de la gente. Dos una serie de debates sobre varios temas pactados previamente, y que seleccionemos un panel de especialistas por cada tema, y que ante ellos vayamos a plantear nuestra postura y que podamos debatir muy abierto con réplica, y contrarréplica, interpelaciones y que los especialistas sean los encargados de calificar quién gana esos debates, o qué conocimiento y dominio tenemos sobre los temas, qué propuestas son más viables y que eso tenga un valor. Y la tercera es una elección abierta, como una de las primarias en Estados Unidos, donde de esos tres parámetros cada candidato vaya obteniendo cierta puntuación, y cómo se hace en cualquier competencia, poner una puntuación y que gane el mejor.

—De haber unas elecciones abiertas, ¿usted cree que eso propiciaría una elección en el Frente desigual?

—No…

—O sea usted no le tiene miedo a que sea sólo por votación…

—No, porque va haber que ir conciliando las posturas. Esta es mi propuesta: decir, a ver para que todos estemos en igualdad de condiciones que tengamos la certeza de que estos tres parámetros tengan cierto valor.

—Si se consolida el Frente, pues hay otras figuras de peso, como Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle o el mismo Mancera. ¿De no salir ganador se lanzaría como independiente?

—No, por supuesto que no. El que participa acepta el resultado que sea, si ganas qué mejor y si pierdes con mucha madurez lo aceptas, los que nos metemos a competir sabemos que sólo va haber un ganador, y que nosotros tenemos que respetar la voluntad de las mayorías, esa es la democracia.

—Entonces, quede quien quede usted va cerrar filas y lo va apoyar….

—Sí, por supuesto, tendremos que definir quienes son los que entran, todavía dentro del Frente tienen que ocurrir muchas cosas, como es el programa de Gobierno, definir dentro del PRD, si estamos dispuestos a aceptar a un candidato panista. Entonces, ahí nos vamos a sujetar primero a lo que en el PRD ocurra, y luego a lo que al seno del Frente Amplio ocurra. No por nada las pláticas de los perredistas con Juan Ramón de la Fuente, porque creemos que un candidato sin nexos partidistas pudiera garantizarnos una consolidación de este frente.

El perredista aseguró que el Frente Amplio no estará compuesto sólo por el PRD y el PAN. Foto: Sandra Sánchez Galdoz, SinEmbargo

—En retrospectiva, ¿no cree que una alianza entre el PAN y el PRD hubiera ganado la elección del Estado de México?

—Sí, pero lo que esta propuesta del Frente Amplio Democrático plantea no es una alianza con el PAN, el PAN es uno de los múltiples invitados. Es más, si me apresuran, yo soy proaliancista de las izquierdas. Eso es por lo que siempre pugné en el Estado de México y ahí están los resultados. Si hubiéramos ido juntos Morena, Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano, se hubiera registrado candidato y te garantizo que hubiéramos ganado con más del 50 por ciento la elección. Y ahí están los números.

—¿Entonces no aboga por las alianzas con el PAN?

—Una ecuación simple con buenos resultados del PAN-PRD que sea igual a la alternancia no se ha dado. Por eso yo me he opuesto. El Frente Amplio Democrático es mucho más que una alianza PAN-PRD. Por eso es que estamos pugnando por encontrar un candidato que sea ciudadano.

—De conseguir encabezar el Frente, usted que se dicen aliancista de izquierdas, ¿cierra la puerta a Morena?

—No es que yo la haya cerrado, la cerró el mismo Andrés Manuel una semana después de las elecciones del Edomex, donde su Congreso Nacional Extraordinario dijo. “nada con el PRD”. Bueno, yo lo lamento mucho porque una encuesta de El Financiero de hace unos días también dice que una alianza entre las izquierdas con Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo estaría ganando casi con un 40 por ciento de la preferencia electoral. Nomás supimos que Andrés Manuel cerró la puerta dijimos: pues no vamos a quedarnos como el personaje Penélope, de Joan Manuel Serrat, que se quedó sentada en la estación esperando que llegue el primer tren. Tenemos que generar una iniciativa política con este Frente Amplio Democrático, y ahí sí con otros partidos. Además esta invitación está en el escritorio de Andrés Manuel, también fue invitado, ojalá y no se vuelva a auto excluir. Pero lo que ya no podemos hacer es quedarnos inmóviles para ver si Andrés Manuel nos dice que sí, a ver cómo amaneció de humor hoy, así nos trajo en el Edomex mucho tiempo. Hoy hay una iniciativa política, y yo que siempre he sido proaliancista de las izquierdas, al agotarse esa posibilidad, veo con preocupación que esa división pueda generar un resultado similar al del Estado de México y que el PRI se mantenga. Hoy tenemos que confluir todos los opositores al PRI.