La calificación del Presidente Enrique Peña Nieto está en su nivel más bajo desde que inició su gestión. Sólo el 28 por ciento de los mexicanos tiene una opinión favorable de él, una caída de más del 50 por ciento con respecto al apoyo que tenía en 2011, antes de ser electo, reveló un informe del Pew Research Center.

La valoración favorable del Presidente se está “desgastando” incluso entre los simpatizantes de su propio partido, el PRI, donde ha sufrido una caída de 18 puntos porcentuales desde 2015.

“Los mexicanos son sumamente críticos respecto al manejo de la economía de Peña Nieto. El Presidente recibe calificaciones análogamente bajas respecto a la lucha contra la corrupción, el crimen organizado, el narcotráfico y sus relaciones con Estados Unidos”, destacó el centro de estudios.

Ciudad de México, 14 de septiembre (SinEmbargo).– A poco más de un año de terminar su gestión, la popularidad del Presidente Enrique Peña Nieto está en su nivel más bajo desde que asumió el cargo. Sólo el 28 por ciento de los mexicanos tiene una opinión favorable de él, una caída de más del 50 por ciento con respecto al apoyo que tenía en 2011, reveló un informe del Pew Research Center, un think tank con sede en Washington.

Pew comenzó a realizar estudios sobre la imagen de Peña Nieto desde 2011, un año antes de que asumiera el cargo. En esa ocasión, el 61 por ciento tenía una buena opinión del Ejecutivo federal, mientras que el 31 por ciento lo rechazaba. Ahora, seis años después, el 28 por ciento lo aprueba y el 69 lo desaprueba.

De acuerdo con el estudio, la valoración favorable del Presidente se está “erosionando” incluso entre los simpatizantes de su propio partido, el Revolucionario Institucional (PRI), donde ha sufrido una caída de 18 puntos porcentuales desde 2015.

“Los mexicanos son sumamente críticos respecto al manejo de la economía de Peña Nieto. El Presidente recibe calificaciones análogamente bajas respecto a la lucha contra la corrupción, el crimen organizado, el narcotráfico y sus relaciones con Estados Unidos”, destacó el Pew Research Center.

En junio pasado se difundió un estudio de la encuestadora GEA-ISA. En esa ocasión, el 74 por ciento de la población desaprobó la labor del Gabinete de Enrique Peña Nieto, que llegó así a su nivel más bajo de popularidad desde que inició el sexenio a finales de 2012. En cuanto al propio Presidente Enrique Peña Nieto, obtuvo desaprobación de 74 por ciento.

En esta nueva encuesta del Pew, el partido del Presidente Peña también va perdiendo el apoyo de la gente y ahora lo trasladan en beneficio de los partidos de la oposición.

El índice de valoración favorable del PRI entre los mexicanos se redujo casi a la mitad, del 49 por ciento al 27 por ciento desde 2013, según la encuesta del Pew.

Por otro lado, los principales partidos de la oposición, como Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD), han ganado popularidad desde 2015.

El partido de oposición relativamente nuevo, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) encabezado por Andrés Manuel López Obrador, goza de una opinión más favorable, 37 por ciento más que el PRI o el PRD.

INSATISFACCIÓN CON EL RUMBO DEL PAÍS

De acuerdo con los resultados del estudio, el estado de ánimo nacional en México es sombrío: el 85 por ciento está insatisfecho al ver cómo marchan las cosas y las percepciones de la economía nacional no son mejores, puesto que siete de cada diez mexicanos creen que la situación “es mala”.

Los datos que arrojó el informe revelaron que los mexicanos están sumamente preocupados con el crimen, la corrupción política, la violencia relacionada con los carteles de la droga y el aumento de los precios, si bien los agentes de policía corruptos y la falta de oportunidades de empleo también alarman a muchos.

En un nivel más bajo pero aun significativo, preocupan la mala calidad de las escuelas y la brecha entre ricos y pobres.

Respecto a las instituciones, hay opiniones encontradas. Los mexicanos, en general, creen que las instituciones no gubernamentales influyen de manera positiva en su país; pero hay diferentes puntos de vista con respecto a las instituciones gubernamentales.

La mayoría de la gente tiene una opinión positiva del ejército (79 por ciento), los medios de comunicación (76 por ciento), los organismos de derechos humanos (65 por ciento) y los líderes religiosos (63 por ciento).

La policía, el Gobierno federaly las corporaciones se encuentran al final de la lista, ya que la mitad o menos de la mitad de los mexicanos tienen una opinión positiva sobre su influencia en la sociedad.

La encuesta del Pew Research Center incluyó entrevistas a mil ciudadanos mexicanos, realizadas del 2 de marzo al 10 de abril de 2017.