El Estado de México ha sido gobernado 88 años consecutivos por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). A pesar de las promesas, el tricolor no ha podido hacerle frente a la violencia y a la inseguridad. En su campaña, Alfredo del Mazo Maza prometió la creación de Ministerios Públicos Móviles y botones de pánico para frenar la ola de feminicidios; entre 2011 y 2016 la Fiscalía del estado registró 306 casos.

A un mes de que Alfredo del Mazo Maza asumiera el cargo como Gobernador del Estado de México, la inseguridad y la violencia parecen no disminuir en la entidad mexiquense.

Pese a que el priista aseguró que en sus primeros tres meses al frente del Estado de México entregaría resultados en materia de seguridad, los hechos demuestran todo lo contrario. La violencia y los feminicidios enmarcan el primer mes de Alfredo del Mazo como titular del Ejecutivo estatal.

El Estado de México no deja de aparecer ante los ojos de todo el país como una entidad bajo fuego. El caso de cinco integrantes de una familia, desaparecidos el pasado 5 de octubre en Ecatepec, y encontrados sin vida, semienterrados dentro de su domicilio en Tultepec, es otra muestra del horror que ahí se vive.

Ciudad de México, 14 de octubre (SinEmbargo).– Alfredo del Mazo rindió protesta como Gobernador del Estado de México el 15 de septiembre luego de unas elecciones cuestionadas. El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el Partido Acción Nacional (PAN) alegaron en todo momento que el Gobierno Federal intervino en las elecciones y se movilizó para imponer al priista como Gobernador.

Durante su primer discurso como Gobernador de la entidad Del Mazo no paró de elogiar al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y al gobernador saliente, Eruviel Ávila Villegas.

“Como Gobernador Enrique Peña Nieto se comprometió con los mexiquenses y les cumplió. Hoy, como Presidente se comprometió con los mexicanos y también les está cumpliendo”, dijo del Mazo en su discurso.

Además de enaltecer a sus dos últimos predecesores, Alfredo del Mazo se comprometió a respetar e impulsar la pluralidad, a mejorar la calidad de vida las familias mexiquenses y aseguró que la inseguridad sería el reto principal de su administración.

“La seguridad es el reto más grande que enfrentamos los mexiquenses, por ello hacerle frente es desde este momento mi prioridad y la prioridad de mi Gobierno […] Ustedes son la prioridad y la razón de ser de mi gobierno”.

Tan sólo tres días después de haber asumido el cargo de Gobernador, del Mazo prometió que en los primeros tres meses de su gobierno habría resultados en materia de seguridad.

“Haremos del Estado de México uno de los estados más seguros. En los primeros tres meses de Gobierno tendremos resultados concretos sobre seguridad. Es un trato que tomará tiempo, pero los primeros resultados quiero que se puedan dar y entregar a la ciudadanía los primeros meses”, dijo en una entrevista con Grupo Fórmula.

Un mes ya ha transcurrido desde que Del Mazo hiciera aquella promesa y septiembre, marcado como el debut del priista, será recordado por ser un mes lleno de delitos de alto impacto que provocaron la indignación de los mexiquenses y que reflejan la realidad del estado.

El priista Eruviel Ávila dejó el Edomex en sus peores niveles de violencia. Alfredo del Mazo prometió que en tres meses de su Gobierno habría resultados, pero la ola criminal no aminora. Foto: Facebook Alfredo del Mazo Maza

DELITOS INCREMENTAN EN AGOSTO

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) durante agosto, el último mes del priista Eruviel Ávila Villegas al frente del Estado de México, delitos como el robo y los homicidios dolosos incrementaron respecto al mes de julio de 2017.

Según el conteo, en agosto pasado se registraron 6 mil 199 casos de robo con violencia. Además, delitos como el robo de vehículos y a negocio registraron un aumento en comparación con el número de casos ocurridos en julio, pues incrementó de 2 mil 314 a 2 mil 696 y de 664 a 745 respectivamente.

El número de lesiones dolosas también registró un aumento significativo pues incrementó de 2 mil 953 casos a 3 mil 164.

En total, la entidad mexiquense reportó mil 322 homicidios dolosos cometidos este año.

Además, la mayor incidencia delictiva, es decir, en donde se cometió el mayor número de delitos –robo, extorsión, secuestro, violaciones–, la encabeza el Estado de México con 186 mil 165 casos registrados de enero a agosto.

EDOMEX: PELIGRO PARA LAS MUJERES

Vivir en el estado de México se ha vuelto en un peligro para todas las mujeres.

El Estado de México, considerada la entidad con más habitantes del país -con 17 millones 26 mil 314 personas-, se ha convertido en una de las más violentas, es líder en homicidios dolosos, feminicidios, e incluso robos a traseúntes y autos. En los primeros cinco meses y medio del año, 112 mujeres del Estado de México han sido asesinadas por ser mujeres.

El último caso conocido fue el de Anayetzin Damaris, quien había sido reportada como desaparecida desde el pasado 6 de octubre tras salir de su domicilio en la colonia San Andrés de la Cañada, en Ecatepec, Estado de México y que fue encontrada sin vida en un departamento de la colonia Lindavista, en la delegación Gustavo A. Madero.

Anayetzin, de 26 años de edad, era estudiante de leyes. Su cuerpo fue encontrado en el clóset del departamento de un joven, identificado como Omar Arreola, pareja de la joven y principal sospechoso del asesinato.

De acuerdo con la Procuraduría capitalina, los familiares de Anayetzin y elementos policiales acudieron la noche de ayer al departamento de Omar Arreola y exigieron al papá de este que abriera la puerta. Al ingresar y realizar una inspección en el inmueble, dieron con la ubicación del cuerpo.

De acuerdo con el peritaje, la joven pudo haber sido asesinada desde el día de su desaparición. Anayetzin recibió 16 puñaladas que acabaron con su vida.

Pese a que desde 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que las autoridades investiguen con perspectiva de género y sin discriminación todas las muertes de este tipo, de los 626 casos ocurridos en la entidad durante 2016, solo 296 de ellos (el 47 por ciento) fueron investigados como feminicidios.

ASESINATOS INUNDAN EL EDOMEX

La mañana del jueves pasado, los cuerpos de cinco integrantes de una familia –todos reportados como desaparecidos– fueron hallados semienterrados dentro su domicilio en Tultepec, Estado de México.

El pasado 9 de octubre, la Fiscalía General del Estado de México (FGEM) inició una carpeta de investigación por la desaparición de la familia, de la que no se tenían noticias desde el cinco de octubre. De acuerdo con la información oficial, todos habrían desaparecido en el Parque Residencial Coacalco, en el municipio de Ecatepec.

La tarde del mismo jueves, las autoridades acudieron a registrar el domicilio de la familia en la colonia Hacienda del Jardín II, en Tultepec. En una jardinera, estaban los cinco cuerpos semienterrados de Hugo Alberto “N”, de 51 años de edad; Argelia “N”, de 43; Diego Rodrigo, de 18; y las gemelas Aurora Abigail y Abril Anaís, de 14. todos atados de pies y manos.

La FJEM aún no establece el móvil del multihomicidio cometido en la entidad más poblada del país, y la segunda más peligrosa, de acuerdo con las cifras oficiales.

Apenas el pasado 4 de octubre, al menos cinco cuerpos desmembrados se localizaron en calles de Ecatepec. Cabezas, brazos y torsos de los occisos fueron colocados sobre los cofres y al interior de varios carros.

Los asesinos esparcieron cabezas, brazos y cuerpos de las víctimas. Vecinos la sección Tláloc, ubicada en la periferia del mercado municipal de Ecatepec, alertaron a las autoridades del hallazgo.

Dos días antes, el 2 de octubre, un grupo de presuntos extorsionadores incendiaron un camión de pasajeros y luego asesinaron a su chofer en Xalostoc, Ecatepec, Estado de México.

De acuerdo con los primeros reportes, a las seis de la mañana de esté día una unidad de la Línea México-Tizayuca, la cual se dirigía a Metro Martín Carrera, fue interceptada por varios sujetos.

Tanto el conductor como los pasajeros fueron obligados a bajar del camión, sin embargo, el chofer fue ultimado a balazos en el momento, mientras su unidad era incendiada tras ser rociada con gasolina.

El cadáver fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense de San Agustín para que se le realizara la necropsia de rigor, asimismo se inició una carpeta de investigación para hallar a los culpables de este crimen.

Hasta el momento las autoridades estatales no han detenido a ninguna persona por estos hechos.