En la conocida cantina “Dandy del Sur”, el cóctel “Medio mundo” es una clave que puede ayudar a salvar la vida de las mujeres que se sientan en peligro. Según el gerente, la idea surgió un sábado cuando los clientes del bar veían un combate de boxeo y una chica les pidió ayuda para salir del lugar y alejarse de su pareja.

Imagen del cartel que busca ofrecer ayuda. Foto: Especial

Ciudad de México, 14 de noviembre (SinEmbargo).- “¿Te sientes insegura o expuesta? Acércate a la barra y pide el trago Medio Mundo”, esta es la propuesta pegada en la puerta del baño de damas en un bar de Tijuana, Baja California, que busca ayudar y a brindar protección a las mujeres que lo visiten.

En la conocida cantina “Dandy del Sur”, el cóctel “Medio mundo” es una clave que puede ayudar a salvar la vida de las mujeres que se sientan en peligro, al escuchar a una mujer pedir esta bebida en la barra el personal del lugar se pondrá en alerta de inmediato para intentar ayudarla.

El cartel pegado en el baño de mujeres contiene la leyenda “¿Estás en una cita, no es lo que esperabas? ¿Te sientes insegura o expuesta? ¿Alguien a tu alrededor te está incomodando? Acércate a la barra y pide el trago Medio Mundo”.

Según el gerente, la idea surgió un sábado cuando los clientes del “Dandy del Sur” veían un combate de boxeo y una chica les pidió ayuda para salir del lugar y alejarse de su pareja.

“En realidad la idea me la sugirió una amiga que vio en las redes sociales un cartel en un bar de otro país en el que se ofrecía ayuda a las mujeres que se sintieran amenazadas. Pero la decisión la tomamos después de que una chica nos pidiera ayuda. Tras platicar con ella decidimos sacarla de allí por otra puerta”, dijo el gerente Juan Carlos Molina en una entrevista telefónica para El País.

El bar, que cuenta con cerca de 60 años de historia, busca convertirse en un lugar libre de violencia, machismo y acoso, por lo que pretende extender su propuesta al resto de negocios de la zona en la que se ubica; su idea es formar una asociación junto a los propietarios de dichos locales para instalar cámaras y mejor iluminación.

“Cada vez acuden un mayor número de mujeres solas a nuestro local y tenemos que reflejarlo en la zona”, afirmó Molina.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 66.1 por ciento de las mujeres ha sido víctima de algún tipo de agresión, ya sea sexual, laboral, emocional o física.