Gobierno alemán ha duplicado las autorizaciones para exportar armamento a países que no pertenecen a la OTAN ni a la UE.

En el mismo período del año anterior las autorizaciones de exportaciones de armamento habían alcanzado los mil 140 millones de euros. Foto: EFE

Berlín, 14 de noviembre (EFE).- Las autorizaciones del Gobierno alemán para exportar armamento a países que no pertenecen a la UE ni a la OTAN ni al grupo de países a los que se les da el mismo trato -Japón, Nueva Zelanda, Australia y Suiza- han estado cerca de duplicarse en el tercer trimestre del año.

Así se desprende de una respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado Stefan Liebich, del partido La Izquierda, en la que se indica que las exportaciones totales en el trimestre ascendieron a mil 270 millones de euros.

La mayoría de las mismas, 871 millones de euros, son exportaciones a los llamados terceros países.

En el mismo período del año anterior las autorizaciones de exportaciones de armamento habían alcanzado los mil 140 millones de euros, de los que ventas por valor de 485 millones fueron a terceros países.

Dentro de los terceros estados el primer receptor de armas alemanas es Egipto, con transacciones por valor de 298 millones de euros, seguido por Arabia Saudí, con 148 millones de euros, e Israel, con 84 millones.

El caso de Arabia Saudí es visto como especialmente problemático ya que ese país es considerado por la ONU como parte del conflicto en Yemen y como uno de los responsables de la grave situación humanitaria de ese país.

En las negociaciones para formar una nueva coalición de Gobierno, Los Verdes quieren lograr que haya una política de exportación de armas más restrictiva, sobre todo de cara a Arabia Saudí.

Tras las elecciones de septiembre, la Unión Cristiano Demócrata (CDU), de la canciller Angela Merkel, su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU), el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes están en conversaciones para formar una coalición de Gobierno.