Monrovia, 15 jun, (EFE).- El supuesto cabecilla de un grupo de mercenarios liberianos conocido como “Bob Marley”, al que la ONU apuntó como presunto responsable de matanzas de civiles en la reciente crisis de Costa de Marfil, se encuentra detenido en Monrovia, informó hoy a Efe la Policía de Liberia.

El portavoz de la Policía, George Bardu, precisó que el presunto jefe rebelde y once de sus hombres fueron detenidos a finales de mayo en la región de Grand Gedeh, en el sureste de Liberia, en la zona fronteriza con Costa de Marfil.

“Marley” y su grupo, según el portavoz policial, fueron supuestamente contratados por el ex presidente marfileño Laurent Gbagbo, que pretendía mantenerse en el poder tras haber perdido las elecciones del pasado 28 de noviembre frente a Alassane Outara, actual gobernante de Costa de Marfil.

El grupo de mercenarios de “Marley”, según informes de la ONU y de la organización humanitaria Human Rights Watch, es sospechoso de haber participado en matanzas en el oeste de Costa de Marfil y ha sido implicado en la muerte de 50 civiles en un edificio oficial de la zona de la ciudad de Blolequin.

El pasado 23 de mayo, la Policía liberiana informó de que una veintena de supuestos mercenarios, que regresaban a su país desde Costa de Marfil, fueron detenidos y acusados de haber luchado a favor de las fuerzas leales a Gbagbo.

Los presuntos mercenarios fueron trasladados desde la zona fronteriza de Liberia con Costa de Marfil a Monrovia, donde hoy las autoridades los presentaron ante los medios de comunicación.

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, había advertido a sus conciudadanos que tuviesen la pretensión de pasar a Costa de Marfil como mercenarios que tendrían que responder de sus acciones ante la justicia liberiana.