Bogotá, 15 jun (EFE).- La Corte Constitucional de Colombia declaró válida una norma del Código de Tránsito que restringe totalmente el otorgamiento de licencia de conducción a los analfabetos, según un comunicado difundido hoy por el alto tribunal.

Según la entidad que revisa demandas de normas presuntamente no ajustadas a la Constitución, es “indudable que este conocimiento es fundamental para disminuir el riesgo que conlleva la conducción de un vehículo automotor”.

Aunque la prohibición restringe otros derechos, aclaró el alto tribunal, tales “como el del trabajo o la libre circulación”, se justifica porque con la medida “se busca proteger la vida de quienes transitan en las calles”.

La Corte “encontró que el mecanismo elegido para alcanzar el fin propuesto por la norma es adecuado”, puesto que el requisito de saber leer y escribir “hace referencia a una competencia que posibilita el conocimiento y comprensión del nuevo Código de Tránsito”, vigente desde 2010.

También, añadió la entidad, saber leer posibilita el conocimiento “de las señales de tránsito, de los manuales e instrucciones de manejo de los vehículos automotores, de las señales escritas que los mismos vehículos transmiten a los usuarios y permiten evaluar a través del examen escrito los conocimientos teóricos sobre estos temas que debe acreditar todo aspirante a obtener la licencia”.

El requisito de saber leer y escribir para obtener la licencia de conducción de vehículos automotores “no vulnera la Constitución, pues obedece a finalidades constitucionalmente legítimas, acordes con la protección a la vida e integridad personal”, puntualizó la Corte Constitucional colombiana.

El asunto correspondió a la Corte Constitucional luego de que un grupo de abogados argumentó que la norma atentaba, entre otros, con el derecho al trabajo, por lo que demandó la misma en agosto de 2010 hasta llegar a la última instancia.

Tal grupo de abogados demandantes sostuvo que con dicha norma se “violaba el derecho a la igualdad”, ya que “tanto analfabetos como personas ilustradas tienen derecho a conducir un vehículo” en el país.

El nuevo Código de Tránsito de Colombia entró en vigencia en marzo de 2010 y derogó decenas de normas de otro código de 2002.