Tlaxcala, 15 Jun. (Notimex).- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) reportó que al iniciar las primeras lluvias de la temporada, las 16 presas de Tlaxcala registran un promedio de 60 por ciento de almacenaje de agua, producto del pasado ciclo.

En entrevista, el titular de la Dirección local del organismo, Carlos Morales Badillo, dijo que las presas se encuentran con un buen promedio de almacenaje, sobre todo porque 2010 fue un año con intensas lluvias.

“Afortunadamente el año pasado fue muy lluvioso, de las 16 presas 13 llegaron a su nivel máximo al 100 por ciento, eso ha permitido que la temporada de estiaje no afecte de manera importante y se pueda dotar de agua a las tierras de cultivo”, señaló.

Expuso que aunque inició bien la temporada de lluvias, no se prevé que éstas igualen en intensidad a las del 2010, sin embargo confió que en junio y julio se presenten buenas precipitaciones, “pues son los más lluviosos para el estado de Tlaxcala”.

Explicó que aunque el 2011 será un año seco, esperan llegar a los 600 milímetros de agua, para que el próximo año tengan el agua suficiente para las labores del campo.

“En Tlaxcala, para este año se tiene contemplado que sea seco, no sólo para la entidad, esta situación afectará a todo el país”. afirmó.

Al recordar que las primeras lluvias vienen acompañadas de tormentas eléctricas y granizo, en ocasiones intenso como el evento del pasado 15 de mayo, dijo que esos son fenómenos atípicos que no se registran con frecuencia.

Por otra parte, indicó que personal de la Conagua realiza labores de rebordeo en algunos tramos del río Zahuapan, “ya terminamos en algunos puntos que se habían reventado – producto de la granizada- como fue en el municipio de Tetlatlahuca”.

En este momento se trabaja en un tramo ubicado en Zacatelco, donde se destina parte de la inversión aprobada por el gobierno federal para estas labores.

“Este año tenemos un presupuesto de casi cinco millones de pesos para hacer algunos refuerzos al Zahuapan y evitar desbordamientos”, concluyó.