Monterrey, 15 Jun. (Notimex).- Tras confirmar el asesinato de dos de sus escoltas, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz refrendó su compromiso ante la ciudadanía por lograr un Nuevo León seguro y subrayar que estos hechos no amedrentarán su lucha contra de la delincuencia organizada.

En el marco del inicio de la construcción del complejo vial “Gonzalitos-Morones Prieto-Constitución”, el ejecutivo estatal lamentó los hechos y dijo que la instrucción es capturar y castigar a los responsables.

“Hace algunas horas, dos elementos de seguridad gubernamental, asignados a mi seguridad, fueron asesinados por criminales cobardes y quiero aprovechar esta oportunidad para decirle a sus familias y a sus seres queridos que estamos con ellos, que les damos nuestro más sentido pésame”, expresó.

Asimismo, “al pueblo de Nuevo León refrendarle mi compromiso por seguir luchando por un Nuevo León seguro, ningún mensaje, ninguna amenaza nos va a detener para lograr un Nuevo León seguro”, dijo en su discurso ante autoridades federales, municipales y estatales presentes.

En entrevista posterior, por seguridad de las familias, el gobernador nuevoleonés omitió proporcionar la identidad de sus guardaespaldas muertos, a quienes deslindó de cualquier nexo con grupos delictivos, pues sus expedientes estaban limpios.

“-Son- hechos que condenamos y que vamos a perseguir con todo el peso de las instituciones, a sus familiares, a sus seres queridos nuestras más sentidas condolencias y nuestro compromiso indeclinable de velar por su seguridad y por su bienestar”, manifestó.

Subrayó que “tenemos que seguir delante de manera unida, fortaleciendo las instituciones y combatiendo la criminalidad, es un mensaje que quiero que quede muy claro y que es también para todo el equipo de trabajo, para los niveles de gobierno con los que estamos trabajando, porque es nuestra obligación y responsabilidad, responderle al pueblo de Nuevo León”.

“Es una batalla que se libra todos los días y lo vamos a seguir haciendo, encontraremos la línea, encontraremos la liga en relación a estos dos cobardes asesinatos y estableceremos por qué motivo en específico se llevaron a cabo estos hechos cobardes, pero nosotros no nos vamos a detener”, enfatizó.

Esta mañana los cuerpos desmembrados de los dos escoltas, integrantes del grupo SWAT estatal, fueron arrojados por delincuentes en el cruce de Chapultepec y Arteaga del municipio de Guadalupe, donde también dejaron un mensaje dirigido al gobernador nuevoleonés.