México, 15 Jun. (Notimex).- Ante la proximidad de la temporada de lluvias, el gobierno capitalino inició por segundo año la “Campaña para prevenir afectaciones por basura en temporada de lluvias”, anunciaron los funcionarios Ramón Aguirre y Elías Miguel Moreno.

El director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) y el secretario de Protección Civil local informaron que experiencias de años anteriores han confirmado que 50 por ciento de las inundaciones y los encharcamientos en la urbe se deben a los desperdicios arrojados en la calle, que obstruyen coladeras y drenajes.

En conferencia de prensa los funcionarios precisaron que cada mes se extraen del sistema de drenaje de la zona metropolitana dos mil 400 toneladas de basura, de ahí la importancia de que los ciudadanos estén conscientes de la importancia de no tirar desechos en la vía pública.

El director del SACM detalló que esa dependencia tiene un presupuesto de mil 722 millones que invierte en obras para evitar encharcamientos, hacer trabajos de desazolve, dar mantenimiento y rehabilitación de la infraestructura, rehabilitar el drenaje profundo y la operación de la Unidad Tormenta para atender emergencias.

Ramón Aguirre Díaz detalló que entre los proyectos más importantes que se llevan a cabo durante 2011 se encuentra el distribuidor vial Muyuguarda y el Drenaje Pluvial Cayetano Andrade, que se tiene previsto concluir en agosto próximo.

El titular de la Secretaría de Protección Civil del Gobierno del Distrito Federal indicó, a su vez, que simplemente con evitar que la gente tire basura en la calle se evitarían muchas de las inundaciones y los encharcamientos que se presentan durante la temporada de lluvias.

Elías Miguel Moreno Brizuela subrayó que la participación ciudadana es la base de la protección civil, cuya eficacia está correlacionada al nivel de colaboración que exista entre el gobierno y la población.

Los mensajes centrales de esta campaña estarán dirigidos no sólo a los capitalinos, sino a todos los habitantes de la zona metropolitana y consisten en “barrer la calle, adoptar una coladera y mantenerla limpia”.

Para la difusión de los mensajes de esta campaña se utilizarán carteles, espectaculares, paneles en andenes y estaciones del Metro, vallas del Metrobús y el reparto masivo de folletos informativos, además del uso de medios electrónicos y redes sociales.