Phoenix, 15 Jun (Notimex).- Russell Pearce, presidente del Senado de Arizona y autor de la Ley SB 1070, tendrá que renunciar a su escaño, luego que un movimiento ciudadano reunió las firmas necesarias para lograr su remoción del cargo, conforme a mandato de ley.

Integrantes del movimiento Ciudadanos por una Mejor Arizona dijeron haber sido informados por las autoridades que se verificó la validez de ocho mil 239 firmas, más de las siete mil 756 necesarias para deponer a Pearce y convocar a una nueva elección distrital.

“Esto garantiza que habrá una nueva elección, y al paso que ellos van (las autoridades), es casi un hecho que la elección será en noviembre”, dijo Chad Snow, dirigente de la organización civil, constituida con el objetivo de forzar la salida de Pearce.

Las autoridades electorales del Condado de Maricopa, que comprende el Distrito Electoral 18 al que Pearce representa y que incluye un área de Mesa, un suburbio de Phoenix, continuarán la verificación de la validez de las rúbricas.

Los opositores a Pearce entregaron a las autoridades 16 mil 949 firmas, todas las cuales deben ser revisadas antes de que el Condado notifique el resultado a la Oficina del secretario de Estado.

Esta dependencia estatal tendrá cinco días para aprobar los resultados, con lo que Pearce quedará obligado a presentar su renuncia como legislador.

La gobernadora de Arizona, Jean Brewer, tendrá a partir de ese momento 15 días para llamar a elección extraordinaria en noviembre próximo.

La revocación de Pearce será la primera de un legislador en los 100 años de historia de Arizona como estado.

El legislador podrá participar como candidato en los comicios extraordinarios, por lo cual el movimiento Ciudadanos por una Mejor Arizona trabajará en contra de su eventual candidatura, y confía en que algún otro candidato venza en las urnas.

La campaña para deponer a Pearce fue registrada ante las autoridades el pasado 10 de enero, con lo que inició el plazo oficial de 120 días para recabar al menos siete mil 756 firmas válidas, más un margen de seguridad del dos por ciento.

Las firmas deben ser de personas mayores de 18 años de edad, elegibles para votar en Arizona y residentes del distrito electoral 18.

La organización civil inició la campaña para remover al legislador antiinmigrante con base en cuatro puntos, entre ellos su oposición a la educación pública para todos, por la postura de Pearce de excluir a los hijos de los indocumentados de las escuelas del estado.