Ciudad de México, 16 de marzo (SinEmbargo).– En respuesta al arresto de Hipólito Mora, a quien imputan diversos delitos, y tras darse a conocer que otros de los líderes de las autodefensas de Michoacán cuentan con antecedentes penales, el doctor José Manuel Mireles Valverde acusó al gobierno de Enrique Peña Nieto de llevar a cabo una persecución contra los dirigentes de este movimiento ciudadano.

“Ya vienen por nosotros [las autoridades]; seguimos los demás. Nos quieren amedrentar, nos quieren aniquilar. Ojalá pudiéramos retirarnos, ojalá pudiéramos vivir en paz, ojalá que el gobierno tuviera el control del territorio, ojalá, ojalá…. Pero no es así, a Michoacán lo gobiernan Los Templarios. La vida diaria ha cambiado, pero para mal,  ahora nos persiguen Los Templarios y el gobierno, el Ejército, la Marina y todas las policías”, denunció Mireles por medio de un comunicado de prensa difundido en la cuenta de Facebook Valor por Michoacán.

El doctor Mireles, uno de los principales líderes del Consejo de Autodefensas, recordó que fue ante “la ausencia y complicidad del gobierno frente a los criminales y ante el total estado de indefensión” que los grupos comunitarios nacieron en Michoacán “venciendo el miedo, y en un estricto derecho a la defensa de nuestros derechos, de nuestras familias y nuestra tierra”.

Mireles dijo que “si la prisión de los líderes de las autodefensas o de nuestros compañeros resolviera la situación de los michoacanos con gusta íbamos a la cárcel”.

Y agregó: “De cualquier forma estamos condenados a muerte. Pero no es así, aunque desaparezcan a los líderes, aunque se  inventen otros a modo, la realidad no cambia. La población michoacana en su territorio no tiene gobierno, menos justicia”.

Hipólito Mora Cervantes, líder de la Ruana, fue detenido el pasado 11 de marzo por la Procuraduría General de Justicia del Estado por su presunta coparticipación en la muerte de Rafael Sánchez Moreno, “El Pollo”, y José Luis Torres, “El Nino”. Días después surgió información sobre otros cinco líderes de estos grupos de civiles armados que presuntamente enfrentan cargos tanto en México como en Estados Unidos.

El diario Reforma reveló que Mora y al menos otros cinco líderes tienen historial delictivo, de acuerdo con distintas averiguaciones que los ligan con ilícitos que van desde el tráfico de mariguana hasta homicidio y secuestro. Mora Chávez estuvo preso en Estados Unidos entre 1989 y 1995 por posesión y tráfico de drogas. En 1995, las autoridades estadounidenses lo deportaron a México.

El doctor José Manuel Mireles Valverde, una de las cabezas más visibles que tiene el movimiento civil armado, cuenta con antecedentes penales por tráfico de mariguana, según el diario.

Se menciona también a Luis Antonio Torres, “El Americano”, incriminado en Estados Unidos. Pobladores de Tierra Caliente lo han acusado de encabezar un cártel conocido como H3 en la zona de Buenavista. Fuentes oficiales aseguran que Torres también figura en una carpeta de investigación de la Procuraduría del Estado por homicidio y secuestro, derivado de confesiones de diversos integrantes del crimen organizado. MÁS INFORMACIÓN AQUÍ: AUTODEFENSAS PASAN DE ACUSADORES A ACUSADOS.

Al respecto, Mireles lamentó que hayan pasado de “interlocutores válidos” a perseguidos por las autoridades federales. Señaló que el gobierno de Peña Nieto afirmó con anterioridad que los líderes de las autodefensas ya habían sido investigados sin que se encontraran antecedentes penales.

“Públicamente y en privado nos llamaron interlocutores válidos. Nos dijeron a los mismos del Consejo de Autodefensas que ya nos habían investigado y que eramos gente honesta y confiable. A algunos nos dieron protección, pero querían a cambio el silencio. Cuando yo estuve herido y convaleciente, el Secretario de Gobernación me exoneró públicamente frente a cualquier suspicacia. Pero cuando dije lo que pensaba me desprotegieron y me dejaron tirado en mi cama a la merced de asesinos ¿Así actúan los amigos? ¿Así actúan los aliados?”, cuestionó el líder de Tepalcatepec.

Comentó que a días de que Hipólito Mora fuera arrestado, el Comisionado Alfredo Castillo Cervantes se sentaba con él y no sabía nada de denuncias. “Tres días después Hipólito es un delincuente. Qué triste, qué actitud tan equivocada, qué error tan grande”.

En el comunicado al cual da lectura Mireles hace un llamado de paz a los integrantes de los grupos de autodefensa y les recuerda que dadas las actuales circunstancias,  solo hay dos opciones: “La autodefensa o el sacrificio y la humillación”.

“México es nuestro no del gobierno, este es nuestro estado, esta es nuestra tierra, estos son nuestros cerros,  estos son nuestros ríos, esta es nuestra gente, este es nuestro cielo, aquí están enterrados nuestros padres y aquí nacieron a nuestros hijos. México es nuestro”, dice Mireles en la parte final del comunicado.