“A quienes pensaban votar por mí, les digo: voten en libertad, en conciencia. Los votos son de ustedes, de los ciudadanos, no de los políticos, ni de los líderes, ni mucho menos de los partidos”,  señaló Margarita Zavala Gómez del Campo, ex Primera Dama de México esta noche. 

Ciudad de México, 16 de mayo (SinEmbargo).- Margarita Zavala Gómez del Campo, ex Primera Dama de México, confirmó que deja la contienda presidencial y aseguró que no declina por ninguno de los candidatos.

En un video compartido en redes sociales, Zavala aseguró que fueron muchos los motivos por los que se baja de la carrera presidencial. La falta de spots, la ausencia de una segunda vuelta electoral, los obstáculos del sistema político y inequidad -impuesta-, entre las razones. 

“He tomado la difícil decisión de retirarme de la contienda, para que puedan elegir libremente entre las opciones probables. No declino a favor de ningún candidato. 

“A quienes pensaban votar por mí, les digo: voten en libertad, en conciencia, por quien ustedes quieran. Los votos son de ustedes, de los ciudadanos, no de los políticos, ni de los líderes, ni mucho menos de los partidos”, señaló esta noche. 

“No he negociado nada con nadie. Yo no estuve en esta contienda por cargos o posiciones de poder. Estuve con valor y con valores porque quiero lo mejor para nuestro México.

“No se trata de callar nuestras voces ni de bajar nuestras banderas. Es momento de tomar fuerzas para preparar lo que sigue’’, profundizó. “México requiere, entre otras muchas cosas, recuperar la dignidad en la política y líderes con principio”.

“Vale la pena recordar que sin con contar con ningún spot publicitario, como sí los tenían indebidamente varios de quienes ahora son mis contrincantes, durante más de año y medio encabecé muchas de las encuestas publicadas en diversos medios de comunicación”, dijo.

Zavala señaló que serán muchos años de lucha para levantar lo que por años se ha destruido. Además, agradeció a todos los que trabajaron en su proyecto.

El mensaje estuvo dirigido a los hombres y mujeres libres de México, a su equipo, a los voluntarios y voluntarias, a sus hijos, y a Felipe Calderón Hinojosa, ex Presidente de México.

Esta mañana se supo que Margarita Zavala anunciaría su renuncia a la búsqueda de ser Presidenta de México.

“Quiero decirle a los ciudadanos que retiro la candidatura de la contienda por un principio de congruencia, por un principio de honestidad política”, expresó Zavala en un adelanto del programa Tercer Grado, de Televisa.

TERCER GRADO

Y llegó la noche y, en el programa completo de Tercer Grado, la ahora ex contendiente presidencial abundó sobre el tema:

“No les quiero dejar el dilema ético a mis seguidores de votar por mí o por quien tiene posibilidades.

“No estoy declinando por nadie. Si algo me ha caracterizado es la honestidad y la libertad, y es algo importante en el ejercicio de la política”, indicó.

-¿Qué tanto pesaron las presiones para que declinaras?- la cuestionaron.

“Existen y las he tenido, pero es parte de la libertad de expresión. Quien no quiera presiones en política, que ni se asome a la calle”.

-¿En qué momento tomaste la decisión de renunciar?

“Fue un proceso, de ver obstáculos y posibilidades futuras. Sé leer los procesos electorales, vi cómo la gente ponía más atención a los otros candidatos.

“Hablé con Felipe y con cada uno de mis hijos, es una de las decisiones más difíciles de mi vida, tuve que recoger la doble valentía de mi salida del PAN.

Margarita aseguró que si algo le costó trabajo fue el tema de mujeres: “despertaba y me preguntaba qué les diré a las mujeres. Es un acto de dignidad y de denuncia”.

“El PAN es un partido que quiero mucho.Tienen que revisar sobre las alianzas, desdibujan a un partido y más cuando son partidos antagónicos, y si no hubo decisiones democráticas

“Hasta la semana pasada, hubo contacto con Ricardo Anaya, yo le hablé, y le dije después nos vemos, y seguramente lo veré, pero primero veré a mi equipo”, detalló.

-¿Hay posibilidad de un nuevo partido?

-La política es un asunto humano. No podemos hacer política dos meses antes de la elección, se hace todos los días. Debemos pensar en organizaciones cívicas permanentes…

Y pasó la hora y media y Margarita se había ido.

LAS REACCIONES 

Poco después de conocerse la noticia, Ricardo Anaya Cortés, a quien el matrimonio Zavala-Calderón culpa de haber tomado el Partido Acción Nacional (PAN) y haberles restado posibilidades, dijo en su cuenta de Twitter:

“Margarita Zavala, mujer valiente y de principios. Sus aportaciones al país, y en particular a esta contienda electoral, han sido muy valiosas. A ella y a su equipo, todo mi reconocimiento”.

El candidato del oficialismo, José Antonio Meade, también se refirió a su renuncia: “Mi mayor respeto y admiración a Margarita Zavala, mujer honesta, inteligente y congruente. Siempre contará con mi amistad y reconocimiento. Nuestra democracia se fortalece con su participación y valentía”.

En tanto, Felipe Calderón Hinojosa, ex Presidente de México y quien apoyó a su esposa en todo momento, escribió en Twitter: “Todo mi respeto, mi admiración y cariño para Margarita Zavala. Es una mujer valiente, de una enorme honestidad política, que siempre decide pensando en lo que es mejor para México. Hay mucho que hacer hacia delante”.

Zavala realmente nunca estuvo cerca de ganar la Presidencia de México. La mayoría de las encuestas indican que ha venido perdiendo los votos que tuvo desde octubre de 2017, cuando se registró. Ella y su esposo intentaron, sin éxito, vender la idea de que “era la única” que podía competir contra Andrés Manuel López Obrador, puntero de todas las encuestas.

Felipe Calderón, su esposo, compitió por la Presidencia contra López Obrador. El Instituto Federal Electoral (IFE, ahora INE) le dio el triunfo, pero siempre estuvo perseguido por las acusaciones de fraude electoral. El entonces Presidente Vicente Fox reconoció que hizo “todo lo posible”, es decir, que intervino en el proceso –algo que es ilegal en México– para evitar que llegara AMLO, quien ahora tiene una amplia ventaja a su favor: nada menos que 43 puntos con respecto a Margarita Zavala.

Apenas hoy se presentó ante empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en donde habló acerca de los casos de corrupción que “han indignado a México” como Odebrecht y el socavón en el Paso Exprés. En un foro casi vacío, la esposa del ex Presidente se pronunció a favor de crear políticas en materia de empleo, salud y educación.

Curioso escenario para despedirse. Había evidencia de que estaba bajo una fuerte presión de los empresarios para que renunciara. El 1 de mayo, los voceros de las campaña del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de la candidata independiente reconocieron que había una fuerte presión de una parte de ese sector para que declinara a favor del panista Ricardo Anaya Cortés.

“He tomado la difícil decisión de retirarme de la contienda, para que puedan elegir libremente entre las opciones probables. No declino a favor de ningún candidato”. Foto: Cuartoscuro.

¿Y LOS VOTOS? 

La renuncia de Zavala Gómez del Campo a sus intenciones de ser Presidenta de México podría beneficiar a Anaya Cortés, de acuerdo con los números de las encuestas de intención de voto y con los analistas.

Pero tampoco se trata de un volumen de votos significativo como para poder alcanzar al puntero, Andrés Manuel López Obrador, o para poner el riesgo su ventaja, que actualmente ronda entre los 17 y 18 puntos porcentuales. En todo caso, de haber una migración efectiva de votos hacia el panista, a él le alcanzará para distanciarse el tercer lugar, José Antonio Meade Kuribreña. El candidato del oficialismo le ha peleado fuertemente el segundo lugar durante todo el proceso electoral.

Sin embargo, hay dos factores que pueden reorientar esos votos: uno es que la esposa del ex Presidente aparecerá en las boletas, impresas desde la semana pasada, lo que podría generar una confusión que se traduce en la anulación de los votos que le caigan. El otro factor es que ella decline por alguien, en este caso Meade Kuribreña, lo que no redituaría directamente a Anaya.

Algunos creen, sin embargo, que el voto panista de Margarita jamás caerá en el PRI. Su tránsito natural sería hacia el PAN, es decir, hacia Anaya.

De acuerdo con un Diagrama de Sankey [que pone un énfasis visual de las transferencias importantes o flujos dentro de un sistema], realizado por Daniel Márquez, politólogo y experto en métodos cuantitativos y análisis de encuestas, aplicado a la encuesta del diario Reforma, publicada el pasado 30 de abril, la declinación de Zavala aportaría pocos puntos a los candidatos que restan: Anaya sumaría un punto y AMLO medio punto.

Margarita estuvo presente en el primer debate. Foto: Cuartoscuro.

El histórico de encuestas realizado por Bloomberg ha hermanado el comportamiento de Zavala, Anaya y Meade durante toda la elección. Esto es: cuando uno sube, es a costa de los otros dos. De manera más clara, Zavala y Anaya tienen un comportamiento siamés.

En octubre de 2017, Margarita tenía 34.7 por ciento de la intención de votos en el consolidado de encuestas que realiza esa empresa de medios internacional. Anaya, 11.5 por ciento.

Una vez que ella renuncia a Acción Nacional, las tendencias se invierten: para el 1 de noviembre de 2017, Anaya tiene 22 por ciento y Zavala 11.9 por ciento.

El corte del 21 de noviembre es más que evidente: Zavala cae a 10.4 por ciento, y Anaya ya está en 30.4 por ciento, y es la única vez, en toda la elección, que López Obrador ve peligrar su liderazgo: tiene exactamente lo mismo que el panista.

El 14 de enero, Margarita Zavala se ha desfondado y Anaya consolida una calificación alta: tiene 29.2 por ciento cuando ella anda ya en 5.8 por ciento.

El 2 de febrero, Anaya cae y Margarita Zavala crece, según el consolidado de Bloomberg: él está en 26.5 por ciento, mientras que Margarita sube a 6.9 por ciento.

El 28 de marzo, Anaya tiene su peor momento en todo el año. Baja hasta 23.1 por ciento de la intención de voto. Margarita, en cambio, vive su mejor cifra de todo el año: 11.7 por ciento.

Y además está la inconformidad: esos votos que se fueron con Margarita están enojados con Anaya por su alianza con el PRD o por el proceso interno de elección.

En el último tramo de la elección, Anaya subió. Su mejor número es 31.1 por ciento, registrado el 7 de mayo. Para entonces, Margarita ha caído dramáticamente hasta un 3.0 por ciento.

El ejercicio demoscópico de Mitofsky también muestra una súbita caída de Margarita Zavala a lo largo de la contienda.

En octubre de 2017, cuando renunció al PAN, tenía una intención de voto de 8.9 por ciento, mientras que el panista Ricardo Anaya 19.5 por ciento.

Pero para diciembre bajó a 5.4 por ciento, mientras que Anaya subió a 20 por ciento.

En enero de este año, Zavala apenas alcanzó el 4.8 por ciento de las preferencias electorales, bajó 0.6 por ciento. Anaya Cortés subió cuatro décimas, a 20.4 por ciento.

En febrero Margarita volvió a caer a 4.7 por ciento y en marzo regresó a los 4.8 por ciento. En el mismo lapso Ricardo Anaya bajó de 22.3 a 21.2 por ciento, lo que demuestra que ninguno capitalizó los votos perdidos: se repartieron entre todos los candidatos.

La encuesta de abril muestra un deterioro en su candidatura: sólo logró del 3.8 por ciento de la intención del voto. El panista Anaya siguió perdiendo décimas para colocarse en 20.8 por ciento, ambos perdieron.

En la última encuesta de Mitofsky, la de mayo, Margarita Zavala bajó hasta los 2.9 por ciento, sólo tres décimas arriba del quinto lugar de la contienda, Jaime Rodriguez Calderón, quien obtuvo un 2.7 por ciento.

Ricardo Anaya también perdió décimas al obtener 20.5 por ciento.

Margarita Zavala Gómez del Campo, ex Primera Dama de México, confirmó que deja la contienda presidencial y aseguró que no declina por ninguno de los candidatos. Foto: Cuartoscuro.