Tokio, 16 jun (EFE).- El Gobierno japonés lanzó hoy una nueva operación de búsqueda a gran escala para tratar de encontrar los restos de miles de desaparecidos en las zonas afectadas por el terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo.

Según la cadena pública NHK, cerca de 4.000 efectivos de la Policía, las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) y los Bomberos recorrerán hasta el próximo sábado algunas de las localidades más golpeadas por la catástrofe en la provincia de Miyagi, como Ishinomaki, Kesennuma y Minami Sanriku.

Tan solo en Miyagi hay cerca de 4.700 desaparecidos, lo que supone más de la mitad de las 7.718 personas sin localizar a causa del terremoto y el tsunami, que causaron además la peor crisis nuclear en 25 años y cuantiosos daños materiales.

Se calcula que las aseguradoras japonesas tendrán que afrontar un pago superior a un billón de yenes (más de 12.390 millones de dólares) en indemnizaciones a los damnificados, según datos difundidos por la agencia local Kyodo.

Hasta el momento se han pagado un total de 974.500 millones de yenes (más de 12.073 millones de dólares) en seguros por el terremoto, con lo que se ha cubierto el 91,5 por ciento de las 668.773 reclamaciones presentadas, detalló la agencia.

El sábado se cumplirán cien días de la peor tragedia que ha vivido Japón desde la II Guerra Mundial, que causó 15.441 muertos y 7.718 desaparecidos, según los últimos datos policiales.