Bangkok, 16 jun (EFE).- Unas 10.000 personas han huido de sus aldeas en el norte de Birmania (actual Myanmar) para refugiarse en la frontera con China de los combates que libran las tropas birmanas y la guerrilla de la etnia kachin, indicó hoy el grupo rebelde.

Un destacado líder de la Organización para la Independencia Kachin identificado por Doi Pyi Sa, y citado por el centro de información de esta etnia, señaló que en los últimos tres días otras 8.000 personas han llegado hasta la frontera.

La mayoría de los desplazados, apuntó el oficial, han sido acogidos en seis campos temporales montados por la guerrilla en áreas de Maijayang y Laiza, donde se encuentra ubicado el cuartel general kachin.

La información resulta difícil de verificar puesto que ni los Gobiernos birmano ni chino permiten a la prensa o a las organizaciones humanitarios el acceso a la zona en la que mantienen enfrentamientos.

Los combates empezaron el pasado 9 de junio cuando el Ejército birmano atacó con fuego de artillería las posiciones de la guerrilla con la finalidad hacerse con el control de la región en la que una compañía china construye unas gran presa.

Al menos 22 personas han muerto y más de un centenar han resultado heridas, de acuerdo a fuentes de la resistencia kachin.

La Organización para la Independencia Kachin dispone de entre 7.500 y 8.000 combatientes y controla áreas del extremo norte del país en las que obtiene financiación mediante el cobro de impuestos al intercambio comercial fronterizo.

El brazo armado de la etnia kachin, a la que pertenecen cerca de 1,2 millones de personas, rompió recientemente el alto el fuego acordado con el Gobierno birmano en 1994.