Montevideo, 16 jun (EFE).- La situación en el Aeropuerto Internacional de Carrasco, de Montevideo, es de plena normalidad después de que el tráfico aéreo se viera afectado durante los últimos diez días en varias ocasiones por las cenizas del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, informó hoy la terminal.

Jorge Bentos, jefe de operaciones terrestres de Puerta del Sur, la empresa concesionaria del AIC, el principal aeropuerto del país, explicó que por el momento no se prevén nuevas cancelaciones de vuelos, pero la situación está supeditada a la dirección de los vientos, que movieron la ceniza hasta el cielo de Uruguay.

“En la previsión nos mantenemos atentos a lo que dice la meteorología nacional, aunque por ahora en esos reportes no aparece ninguna situación de alerta sobre los efectos de la actividad del volcán”, agregó.

La nube de ceniza, que ha afectado principalmente al sur de Argentina y que también obligó a la suspensión de operaciones en los aeropuertos de Buenos Aires, paralizó el tráfico de aviones en el AIC varios días de la semana pasada y en los primeros días de la actual afectó de nuevo a centenares de pasajeros.

Las consecuencias de la erupción del volcánica se sintieron también en Nueva Zelanda y Australia, que este jueves vieron también cómo comenzaba a normalizarse la situación.