Toronto (Canadá), 16 jun (EFE).- Amplias zonas del centro de Vancouver amanecieron hoy parcialmente destruidas después de que cientos de personas provocasen incendios y destruyesen establecimientos comerciales tras la pérdida del equipo local en la final de la Liga Profesional de Hockey sobre hielo.

Los Canucks de Vancouver fueron derrotados en la noche del miércoles en su pista por los Bruins de Boston 0-4 en el séptimo y último juego de los “play-off” de la Liga Profesional de Hockey sobre hielo (NHL por sus siglas en inglés).

Inmediatamente después del fin del partido se iniciaron los disturbios cuando centenares de personas desfilaron por el centro de Vancouver y volcaron vehículos, provocaron incendios y saquearon establecimientos comerciales.

La policía de Vancouver aseguró que los disturbios fueron peores que los ocurridos en la ciudad en 1994 cuando los Canucks también perdieron la final de la NHL esta vez ante los Rangers de Nueva York.

El alcalde de Vancouver, Gregor Robertson, dijo que los incidentes habían sido provocados por un reducido número de personas pero las imágenes retransmitidas por las televisiones canadienses muestran a miles de personas totalmente descontroladas.

La policía de Vancouver se tuvo que emplear a fondo durante toda la noche para evitar la extensión de los disturbios. Más de 100 personas fueron tratadas en centros hospitalarios del centro de Vancouver por inhalación de gases lacrimógenos.

Además, una media docena de personas fueron apuñaladas.

Alrededor de 100.000 personas se habían congregado en el centro de Vancouver para presenciar a través de pantallas gigantes el partido con la esperanza de que los Canucks devolviesen la copa Stanley, que obtiene el ganador de la NHL, a Canadá.

A pesar de que el hockey sobre hielo es el deporte nacional en Canadá, ningún equipo de este país ha ganado la competición desde 1993. EFE