Naciones Unidas, 16 jun (EFE).- El Consejo de Seguridad aplazó hasta mañana su respaldo público a la reelección de Ban Ki-moon como secretario general de la ONU, después de que el Grupo de Países Latinoamericanos y del Caribe (GRULAC) pidiera más tiempo para acordar la recomendación del diplomático a un segundo mandato.
Fuentes diplomáticas del Consejo indicaron a Efe que ese grupo pidió “un día más”, por lo que, pese a que los quince miembros del máximo órgano ejecutivo de la ONU apoyan la reelección del surcoreano, se decidió esperar hasta el viernes para respaldar “por aclamación” la candidatura de Ban.
El Consejo de Seguridad tenía en su agenda para hoy la adopción de una resolución que recomendara la reelección de Ban a la Asamblea General de la ONU, órgano que debe refrendar dicha recomendación la próxima semana.
Ahora el respaldo del máximo órgano internacional de seguridad se producirá este viernes, según explicó ante la prensa el embajador de Gabón ante la ONU, Nelson Messone, presidente de turno del Consejo, quien dejó claro que “todos los miembros apoyan un segundo mandato de Ban” y que así quedará patente mañana.
Los únicos países del GRULAC que se sientan en el Consejo de Seguridad son en estos momentos Colombia y Brasil, que ya mostraron su apoyo a la candidatura del diplomático surcoreano.
En las reuniones del GRULAC mantenidas esta semana, “varios países plantearon que debían solicitar instrucciones” de sus Gobiernos sobre la reelección de Ban, por lo que pidieron más tiempo, según explicaron a Efe fuentes diplomáticas de ese grupo, que evitaron indicar qué naciones realizaron la petición.
Algunas informaciones apuntaban a que Cuba sería uno de los países en desacuerdo con el apoyo del grupo al actual secretario general, pero fuentes de la Misión de Cuba ante la ONU aseguraron también a Efe que “no es cierto” que La Habana “esté bloqueando nada en el GRULAC ni haya solicitado más tiempo” al grupo.
Ban ha realizado esta semana precisamente una gira por varias naciones de Latinoamérica que le ha permitido acumular respaldos en la región para su reelección.
En los últimos días lo han apoyado públicamente los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; Argentina, Cristina Fernández; Chile, Sebastián Piñera, y Uruguay, José Mujica, y se espera que la brasileña Dilma Rousseff haga lo propio hoy en la última etapa del viaje del máximo responsable de las Naciones Unidas por la región.
Según la Carta de las Naciones Unidas, el secretario general del organismo debe ser nombrado por los quince países del Consejo -cinco permanentes con derecho a veto y diez rotatorios- y ratificado por los 192 países de la Asamblea General.
En la práctica, esto se traduce en que los cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia) con poder de veto son quienes tienen la clave de quién ocupará el más alto cargo de la diplomacia mundial.
Tras el respaldo del Consejo de Seguridad, la Asamblea General deberá estudiar y someter a votación también la candidatura de Ban, algo que está previsto que ocurra el próximo 21 de junio.
Ban, de 67 años y que se convirtió en el octavo secretario general de la ONU en 2007, cuando sucedió al ghanés Kofi Annan, anunció el pasado 6 de junio que optará a la reelección como máximo responsable de esa organización internacional.