Atenas, 16 jun (EFE).- El primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandréu, aplazó hasta mañana la remodelación de su Gobierno, después de mantener una reunión de emergencia con su grupo parlamentario, informó un portavoz del Ejecutivo.

Papandréu trató durante toda la jornada de hoy de que los diputados de su partido descontentos por las últimas medidas de austeridad aprobadas no le abandonen en su lucha para evitar la quiebra del país.

“La remodelación se anunciará mañana a las 09.00 (06.00 GMT) y el nuevo gabinete jurará su cargo a las 13.00 horas (10.00 GMT)”, aseguró a la prensa el portavoz gubernamental Yorgos Petalotis.

En una tensa reunión de cinco horas, Papandréu pidió a los diputados de su formación unidad y respaldo a las políticas de austeridad, después de que dos parlamentarios dimitieran hoy y fueran sustituidos por sendos políticos de las listas socialistas.

Estas deserciones se unen a la dimisión de un tercer diputado en días pasados y la posibilidad de que otros muchos también abandonasen las filas socialistas por discrepar de las medidas de austeridad.

“El país pasa por horas cruciales y ahora lo más importante es la estabilidad”, dijo hoy Papandréu a sus diputados, para agregar: “estamos pasamos por un momento difícil y no debemos rendirnos”.

El Gobierno de Papandréu cuenta con una mayoría absoluta de 155 diputados en una cámara de 300 escaños y requiere de 151 votos para aprobar las nuevas medidas de austeridad que permitan la llegada de liquidez internacional de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por su parte, la oposición conservadora de Nueva Democracia, que descartó ayer participar en un gobierno de unidad nacional, solicitó hoy de nuevo elecciones anticipadas, debido al descontento con las políticas del Ejecutivo. EFE