México, 16 Jun. (Notimex).- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) subrayó que hoy más que nunca se hace necesario abatir la impunidad generalizada en los casos de violencia contra las y los periodistas.

El organismo autónomo capitalino consideró preocupante el aumento en el número de trabajadores de los medios de comunicación desaparecidos en el país, luego de que el pasado 13 de junio se registró el homicidio del reportero Pablo Aurelio Ruelas, en Huatabampo, Sonora.

Aseguró que los recientes acontecimientos se suman a otros hechos de violencia contra trabajadores de los medios de comunicación reportados en las últimas semanas y entre los que se encuentra el asesinato del periodista Noel López Olguín, en Veracruz.

Además destacó el ataque contra las instalaciones del diario Vanguardia, en Saltillo, Coahuila, hechos que, dijo, en su conjunto actúan en detrimento de las condiciones para ejercer plenamente la libertad de expresión mediante la actividad periodística.

La CDHDF, a través de su Relatoría para la Libertad de Expresión, solicitó a las autoridades correspondientes realizar investigaciones eficaces y oportunas para aclarar las razones de las agresiones, así como detener y sancionar a los responsables de los crímenes.

Recordó que la Declaración de Principios de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) establece que “el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión”.

En este caso, dijo la CIDH “es deber de los Estados prevenir e investigar esos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.