México, 16 jun (EFE).- Científicos mexicanos descubrieron técnicas y sustancias para impulsar el crecimiento en un 50 % de los árboles en suelos afectados por la sequía, lo que permitirá revertir la deforestación, informaron hoy fuentes oficiales.

“Desde hace cinco años México reporta una pérdida anual de 155 mil hectáreas de bosques y selvas y ocupa el quinto lugar en la lista de países con mayor deforestación”, indicó en un comunicado el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

Este organismo dependiente del Instituto Politécnico Nacional (IPN), hizo este anuncio la víspera del Día Mundial contra la Desertificación y la Sequía, que se celebra el 17 de junio.

La especialista del Departamento de Biotecnología y Bioingeniería del Cinvestav, Beatriz Xoconostle Cázares, y su grupo de trabajo identificaron sustancias que aceleran la asociación simbiótica de plantas y sus hongos, conocidos también como micorrizas, sustancias que promueven el crecimiento de árboles y aumentan sus defensas y adaptación a suelos débiles.

Xoconostle explicó que los hongos funcionan como una extensión de las raíces y elevan la capacidad para absorber agua y nutrientes.

Añadió que “las micorrizas también actúan como biofertilizantes naturales”, y le suministran agua y sales minerales para elevar su tolerancia a las sequías.

Aclaró que las “micorrizas” también pueden reducir el uso de fertilizantes químicos en México, que en la actualidad suman cuatro millones de toneladas al año, suponen un fuerte gasto para los agricultores y generan un fuerte problema de contaminación de suelos y acuíferos.

Las “micorrizas” tienen una tendencia a asociarse con las plantas, pero los productos químicos eliminan a este hongo adherido a las raíces, dijo la experta.

El uso de estas sustancias beneficiará también a cultivos agrícolas como maíz, frijol, chile, entre otras plantas.