Esta tarde, un tribunal federal concedió un amparo al obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, contra la resolución de un juez inferior, quién determinó a fines de 2006 que sí había elementos para solicitar una orden de aprehensión contra el prelado, quién presuntamente estimuló un préstamo de 130 millones de dólares a Olga Azcárraga.

En 2010, un bufete de abogados acusó a Cepeda de fraude procesal y lavado de dinero, al estar presuntamente involucrado en el caso de disputa por la herencia de Olga Azcárraga, benefactora de la iglesia católica.

Se le denunció por lavado de dinero ante la Procuraduría General de la República (PGR), con el  fin de que Cepeda aclarará de dónde obtuvo la cantidad e 130 millones de dólares que le entregó a la señora Acárraga. En noviembre del mismo año, un juez federal resolvió que había elementos suficientes para presumir que el Obispo de Ecatepec simuló un préstamo de 130 millones de dólares, motivo por el cual la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal tendría que solicitar una orden de aprehensión en su contra.

 

LA HISTORIA DEL PRÉSTAMO BENDITO

El 8 de noviembre de 2010, Onésimo Cepeda fue formalmente acusado de fraude y lavado de dinero.

Se le acusó de fraude para apropiarse de 42 pinturas de artistas locales y extranjeros, incluidas en el testamento de un miembro de la familia Azcárraga, quien murió en 2003 y por las cuales presentó pagarés cuya veracidad estaba en disputa hasta la tarde de este jueves 16 de junio de 2011.

Sin embargo, el obispo dijo entonces que adquirió las pinturas a través de pagarés, con el fin de utilizarlas para proyectos de apoyo a los pobres, los enfermos y los jóvenes en las zonas rurales del país, por medio de una organización no lucrativa que haciera uso de los fondos a su disposición.

La denuncia fue interpuesta por la familia Azcárraga, heredera de las obras en disputa. Las pinturas de José Clemente Orozco, Diego Rivera, Rufino Tamayo, Frida Kahlo, Marc Chagall, Francisco de Goya, Modigliani y Dalí, entre otros tienen –según los abogados del caso– un valor estimado de 130 millones de dólares.

 

¿QUIÉN ES ONÉSIMO CEPEDA SILVA?

  • El controvertido y polémico obisco de Ecatepec, nació en la Ciudad de México el 25 de marzo de 1937. Estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México en 1956 y recibió su título en 1961; luego estudió Filosofía en el seminario de los Misioneros de Guadalupe 1964 y Teología en la Universidad suiza de Friburgo, de 1966 a 1970.
  • Fue gerente general de la Banca Privada en México, ocupando dicho cargo en el Fiduciario Banco de Londres y México SA, en 1958; además trabajó en el Banco de México dentro de los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA).
  • Posteriormente laboró con Don Carlos Trouyet, quien le encomendó conseguir créditos para México en la Ciudad de Washington DC, por esa razón entró en contacto directo con la Casa Blanca y trabajó dentro del programa del presidente Jonh F. Kennedy de la Alianza para el Progreso, en 1963.
  • En 1964 regresó a México y trabajó en la Bolsa de Valores, donde conoció a Carlos Slim. En esa época fundó la Casa de Bolsa Inversora Bursátil, donde también colaboró con Alfredo Harp y Roberto Hernández.
  • En 1995 fue nombrado primer obispo de la Diócesis de Ecatepec, por el entonces Papa Juan Pablo II.