México, 16 Jun. (Notimex).- El Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) México pidió la implementación del alcoholímetro a todo el país, luego que de acuerdo con sus estadísticas, en el país mueren cada semana alrededor de 600 jóvenes por conducir en estado de ebriedad.

Con base en cifras del Consejo Nacional de Prevención de Accidentes, el organismo reveló que el índice de mortalidad por accidentes es muy alto, por lo que se pronunció por políticas que reviertan esa tendencia.

Señaló que la gran mayoría de las muertes en accidentes por esta causa ocurren los jueves, viernes y sábados, cuando el consumo de bebidas embriagantes se incrementa entre los jóvenes y la población en general.

Por lo anterior, Cesvi México se manifestó por la continuidad del programa del Alcoholímetro en la capital del país y ampliarlo a todas las entidades, ya que ha demostrado que representa un avance en el combate a la práctica de conducir en estado de ebriedad.

El director general del organismo, Ángel Martínez, dijo que lo más importante al desarrollar una estrategia nacional para combatir el manejo en estado de ebriedad es lograr una conciencia social para reducir el riesgo de un accidente fatal.

Para ello, consideró necesaria la activa participación de todos los relacionados con la seguridad vial, dentro y fuera del gobierno, para trabajar conjuntamente en la reducción de estos altos índices de muerte por accidentes viales relacionados con el consumo de alcohol.