Río de Janeiro, 16 jun (EFE).- Los productores de etanol de Brasil celebraron hoy que el Senado de EU haya aprobado eliminar los subsidios y las tarifas a la importación de ese combustible vegetal, lo que permitiría el aumento de las exportaciones del país suramericano.

“Lo que hemos asistido hoy es una primera e importante victoria, aunque no podemos afirmar aún que ganamos la guerra”, dijo el presidente de la patronal Unión de la Industria de la Caña de Azúcar (Unica), Marcos Jank, en un comunicado.

Además de aprobar la eliminación de los subsidios a los productores, el Senado estadounidense eliminó la tasa de 0.14 dólares por litro que se aplica a las importaciones, lo que beneficiaría principalmente a Brasil, el mayor exportador de este combustible del mundo, según Unica.

Pese a la votación en el Senado, se considera complicado que los subsidios vayan a eliminarse en un futuro cercano, puesto que la Cámara de Representantes debe pronunciarse y podría anular la medida con el argumento de que, según la Constitución del país, los cambios al Código Fiscal deben comenzar en la Cámara Baja.

La Casa Blanca indicó que sería un cambio demasiado brusco suprimir de la noche a la mañana esos subsidios a los productores, que existen desde hace casi treinta años y rondan los 6.000 millones de dólares anuales.

Ante la perspectiva de que no se apruebe pronto la eliminación de los subsidios, la patronal brasileña recalcó que su “prioridad” continuará siendo el abastecimiento del mercado interno.

Según las previsiones más recientes del sector, en la presente cosecha se producirán en Brasil 25 mil 510 millones de litros de etanol procedente de azúcar de caña y de este volumen, mil 450 millones de litros de litros se destinarán a las exportaciones.