Amari Hall, oriundo de Capitol Heights, en el estado de Maryland, nació con una malformación en su corazón. Con tan solo dos años de edad ya le habían realizado dos cirugías. Pero ahora le tuvieron que reemplazar el órgano.

Ciudad de México, 16 de junio (SinEmbargo/Infobae).- Amari Hall, un joven estadounidense de 15 años, celebró una delicada cirugía de trasplante de corazón que le practicaron de la mejor forma: bailando en la cama del hospital.

En su sexto día de recuperación, todavía en terapia intensiva y conectado a distintos tubos y aparatos, se emocionó con la visita de su familia y jubiloso realizó unos cuantos movimientos de baile.

Su allegados subieron el video a Facebook, que ya cuenta con cientos de miles de reproducciones.

El adolescente, oriundo de Capitol Heights, en el estado de Maryland, nació con una malformación en su corazón. Con tan solo dos años de edad ya le habían realizado dos cirugías.

Gracias a esas operaciones, pudo tener una vida más o menos normal. Sin embargo, en una consulta médica cuando tenía 13 años el doctor le dijo que su corazón estaba empezando a fallar. Amari necesitaba con urgencia un trasplante.

Fueron dos años de espera hasta que, por fin, el cuerpo médico del hospital de la Universidad de Maryland le avisó que habían conseguido un corazón.

“Todavía su vida ha sido un luchador”, dijo su madre, Juaquinna Hall, quien agregó que su hijo tuvo una actitud positiva durante todo el proceso de la operación.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE INFOBAE. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.