El Presidente guatamelateco, Jimmy Morales, informó ante medios locales la extradición de Javier Duarte para el lunes 17 de julio, aún se desconoce el protocolo de seguridad con el que será trasladado a México.

Ciudad de México, 16 de julio, (SinEmbargo).- El Gobierno de Guatemala entregará este lunes a México al ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte, quien es requerido por la Justicia de su país por varios delitos federales y estatales.

El traslado está previsto que se efectúe en horas de la mañana, posiblemente a las 9:00 hora local (15:00 GMT), cuando el político, recluido en una cárcel que funciona en el cuartel militar Matamoros desde el pasado abril, llegue a la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG).

El Gobierno de Guatemala ha manifestado en reiteradas ocasiones su deseo de que la extradición se materializase lo antes posible, porque el político, ex integrante del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), corría peligro en las cárceles del país por los grupos criminales que pudieran atentar en su contra.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) de México no ha confirmado aún a que cárcel será trasladado Duarte, que tenía en su contra dos órdenes de extradición a su país, una por delitos federales y otra estatales.

El Presidente de Guatemala, Jimmy Morales, había informado que la extradición de Javier Duarte de Ochoa a México será este lunes 17 de julio tal y como está programado.

“Se ha tenido toda la custodia de él y se hicieron todos los trámites de extradición y, Dios mediante y sin ninguna novedad, el lunes estaremos haciendo todo el proceso del traslado del reo hacia República de México”, dijo ante medios locales.

Aún no se saben detalles del protocolo de seguridad con el que se llevará a cabo la extradición del ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Duarte se encuentra recluido en Guatemala desde el pasado abril de 2017 en una cárcel para reos de alto perfil. Tiene dos solicitudes de extradición: una por delitos de corrupción en Veracruz y la otra por delitos de orden federal de delincuencia organizada y lavado de dinero, según el fiscal de asuntos internacionales de México, Alberto Elías.

El pasado 4 de julio, el ex Gobernador detenido provisionalmente en Guatemala aceptó la segunda orden de extradición a México, en este caso por delitos federales, pero negó los cargos en su contra.

“No cometí tales delitos y es mi deseo así acreditarlo”, declaró Duarte en una audiencia celebrada en el Tribunal Quinto de Sentencia Penal de Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente de Guatemala.

Esta es la segunda orden de extradición que aceptó en la última semana el político después de que el pasado martes aceptara otra por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, peculado, tráfico de influencias y coalición.

Según la acusación mexicana, leída por el fiscal guatemalteco José Antonio Galdámez en esta vista, en contra del político, de 43 años, hay unas 19 pruebas entre las que se incluyen denuncias, entrevistas, compras de bienes, empresas y otras, además del nombre de Duarte y fotografías de su persona en algunos de esos documentos.

El político supuestamente recibía ayuda de algunas aerolíneas para sus traslados dentro de Guatemala, adonde ingresó ilegalmente por vía terrestre, supuestamente el pasado noviembre.

Duarte está acusado de diversas operaciones con recursos de procedencia ilícita, de efectuar contratos a empresas fantasmas y de utilizar “prestanombres” para transferir recursos públicos.

Entre 2012 y 2015, desvió grandes cantidades de recursos públicos, los cuales utilizó para adquirir bienes inmuebles tanto en México como en el extranjero, de acuerdo con las autoridades de su país, que se basan en esa documentación y en varias declaraciones de testigos.