Empresarios y representantes de México acudieron al inicio formal de las negociaciones del TLCAN en Washington. El Gobierno de Donald Trump mostró el lado duro que le ha caracterizado desde que inició funciones, mientras los representantes de Canadá y México se mostraron conciliadores.

Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, fue claro: no van por cambios cosméticos en el TLCAN.

Al mismo tiempo, en la Ciudad de México y Chicago, sindicalizados, ciudadanos, campesinos y estudiantes tomaron las calles. El reclamo era el mismo, el TLCAN ha beneficiado más a los empresarios que a los trabajadores. Los mexicanos manifestantes exigen una consulta ciudadana para aprobar las modificaciones; los estadounidenses, que sea derogado.

Ciudad de México/Washington, 16 de agosto (SinEmbargo/Efe).– La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte inició este día en Washington. Mientras que sindicatos, organizaciones sociales, campesinos y ciudadanos salieron a protestar en la Ciudad de México y Chicago .

El representante de Comercio Exterior del Gobierno del presidente Donald Trump, Robert Lighthizer, inició las negociaciones con un tono duro: “El TLCAN ha fallado a muchos estadounidenses y necesita importantes mejorías” y no sólo ser “retocado”.  A su vez, el Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y la Ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, mantuvieron un tono diplomático.

Para los expertos, el sorprendente contraste entre las declaraciones iniciales no augura un futuro prometedor.

“Si estas visiones descarnadamente opuestas persisten, creo que estamos marcando el terreno para un proceso largo y extenso que inevitablemente chocará con un muro en las elecciones presidenciales de México de julio de 2018 y las de medio mandato en EE.UU.”, explicó a Efe Monica de Bolle, investigadora del centro de estudios Peterson Institute for International Economics (PIIE).

La primera ronda de renegociación del TLCAN, que comenzó hoy en Washington, durará hasta el domingo 20 de agosto, y al término se anunciarán las fechas para la segunda tanda que tendrá lugar en México.

Ciudadanos, estudiantes y diversas organizaciones sindicales y sociales marcharon en la Ciudad de México del Ángel de la Independencia de la Ciudad de México hacia la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) para expresar su rechazo a al acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

“El TLC te lesiona, México mejor sin TLC’s”, fue la consigna bajo la que se manifestaron los integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), la Central Cardenista Campesina, el Gremio Nacional de Trabajadores de la Educación (GNTE), entre otras organizaciones.

También se oyeron arengas en contra de las cabezas visibles de la renegociación por la parte mexicana: el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, el de Economía, Ildefonso Guajardo, y el Presidente Enrique Peña Nieto.

Jesús Caña, integrante del Frente Democrático Campesino de Chihuahua, dijo que solo estaría de acuerdo con un tratado comercial entre México y Estados Unidos si fuera “muy específico” y de un producto concreto, “pero no en general, donde nosotros llevamos las de perder como sector”.

El agricultor, quien trabaja el fríjol, consideró que, en su caso, el TLCAN les deja en desventaja respecto a EU, ya que allí “los cultivos y la siembra están subsidiados”, lo que favorece que estas semillas entren a México con “precios muy baratos”.

“Se deben de reforzar recursos del campo mexicano que está en pleno abandono así mismo la construcción de diversas refinerías para que el petróleo se produzca en México”,  afirmó“Se deben de reforzar recursos del campo mexicano que está en pleno abandono así mismo la construcción de diversas refinerías para que el petróleo se produzca en México”, dijo Agustín Rodríguez, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM).

“El panorama que pintaron es que el campo se iba a desarrollar, que iba a haber más empleos (…) y por el contrario, vemos más carestía, niveles más bajos de bienestar, pérdida de empleos”, relató Eliseo Alonso Astudillo, uno de los dirigentes de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares en el estado de Guerrero.

“Una negociación que determinará nuestro futuro no debe de negociarse en secreto. Al actual gobierno sólo le ha interesado escuchar la opinión de los beneficiarios del TLCAN, que son unos cuantos empresarios. Exigimos que la hoja de ruta y términos de la negociación sea públicos y la aprobación final no se realice sin la amplia discusión de todos los sectores de la población”, decía el documento firmado por las organizaciones y leído en el Hemiciclo a Juárez, ubicado frente a las instalaciones de la SRE.

“El TLC te lesiona, México mejor sin TLC’s”, gritan miles en las calles de la Ciudad de México. Foto: Sandra Sánchez Galdoz, SinEmbargo

Campesinos: el TLCAN no nos trajo beneficios. Foto: Sandra Sánchez Galdoz, SinEmbargo

Campesinos, estudiantes y ciudadanos, a las calles contra el TLCAN. Foto: Sandra Sánchez Galdoz, SinEmbargo

Mientras que una protesta sindical en Chicago hizo hoy suyas las palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al reclamar el fin del “desastre” que, según dijeron, ha significado el TLCAN para los tres países firmantes.

“Fin al NAFTA (North American Free Trade Agreement)”, gritaron los manifestantes en el paseo del río Chicago, al otro lado de la Torre Trump de la ciudad.

Scott Houldieson, el vicepresidente de una filial del sindicato de trabajadores de la industria del motor, dijo durante la protesta que hacía un llamado a los tres países a no renegociar el tratado sino dejarlo expirar, “nosotros decimos que se termine NAFTA, es un desastre en las mismas palabras de Donald Trump y ha sido un desastre para México, Estados Unidos y para Canadá también”.

El líder sindical agregó que este acuerdo comercial ha sido “un desastre para el medioambiente, para los trabajadores y solo se han beneficiado las corporaciones” y, sostuvo, solo en Estados Unidos se han perdido cerca de un millón de empleos a causa del tratado.

Manuel Revueltas, otro participante en la protesta, dijo que en México los trabajadores no pueden subsistir con salarios de siete a doce dólares al día como los que paga Driscoll’s, una compañía estadounidense en Baja California.

Ahí los trabajadores, mayormente indígenas de Oaxaca y otros estados, están luchando por mejores condiciones de pago y otros beneficios, aseveró.

En la en la garita internacional de San Ysidro, funcionarios de Estados Unidos, México y Canadá se reunieron para manifestar su apoyo a la “modernización” del tratado internacional.

Al acto asistieron el cónsul de Estados Unidos en Tijuana, William Ostick; la cónsul de México en San Diego, Marcela Celorio; y el cónsul de Canadá en Los Ángeles, James Villeneuve.

“Esta no será una negociación fácil, creo que hay quienes están preparados para el dar y recibir, pero ya hemos pasado por esto antes”, consideró el cónsul canadiense.

LA MANO DURA DE EU

Las cabezas de los equipos que reformarán el nuevo TLCAN: Robert Lighthizer (EU), Chrystia Freeland (Canadá) y Ildefonso Guajardo (México). Foto: Especial

La Unión Americana inició la renegociación tratado trinacional con inusual contundencia, al asegurar que “el pacto ha fallado a muchos estadounidenses” y afirmar que no es suficiente con que sea “retocado”, frente a mensajes más conciliadores de México y Canadá.

“El TLCAN ha fallado a muchos estadounidenses y necesita importantes mejorías”, indicó Robert Lighthizer, en su declaración oficial al comienzo de la primera ronda de conversaciones, alrededor de las 9 de mañana.

“No podemos ignorar los enormes déficit comerciales, los empleos manufactureros perdidos, los negocios que han cerrado o se han trasladado por los incentivos del actual acuerdo”, dijo Lighthizer.

El déficit comercial, especialmente con México, ha sido uno de los ejes de las críticas del Presidente Trump a un acuerdo que ha descrito como un “desastre”.

“Después de la modernización, es cuando comienza el trabajo duro”, sostuvo en una comparecencia en la que estuvo acompañado por el Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

Empresarios de la Coparmex, el CCE, Concanaco, Canacintra, entre otros, integran el “Cuarto de Junto” que apoya en las negociaciones del TLCAN en Washington. Foto: Especial

“Estamos deseando renovar nuestra alianza norteamericana. Vamos a mirar hacia el futuro y no al pasado”, dijo Guajardo en su intervención.

No obstante, el secretario mexicano dejó claro que para que “sea exitoso”, el nuevo TLCAN “tiene que funcionar para todas las partes involucradas, de otro modo no es un acuerdo”.

En la misma línea, se expresó la ministra canadiense al afirmar que su país “no ve los déficit o superávit como una medida fundamental” para ver si una relación comercial funciona.

“No concebimos el comercio como un juego de suma cero”, agregó Freeland, que vio en las conversaciones una oportunidad para hacer el pacto “más progresista” con la incorporación de protecciones laborales y medioambientales.

Cerca de las 16 horas, el funcionario mexicano dio una rueda de prensa en la que aseguró que “no hubo sorpresas. Habrá temas más fáciles y otros más difíciles. Siempre se empieza en puntos distintos, y se busca llegar a un punto en común”.

EL DOLAR BAJA, PERO EL IPC CAE

El dólar bajó hoy a los 17.68 pesos en su cotización interbancaria. La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con perdidas en 0.36 por ciento luego de que en el inicio de la renegociación del TLCAN, el representante de Estados Unidos, Robert Lighthizer, insistió en el déficit comercial con México y en que el acuerdo falló para los estadounidenses.

Datos económicos desfavorables para Estados Unidos, las minutas de la Fed y la disolución, por parte del presidente Donald Trump, del Consejo Manufacturero, así como del Foro de Estrategia y Políticas debilitaron al billete verde durante la sesión. Las monedas en Brasil, Chile, Paraguay, México subieron frente al billete verde.

La moneda mexicana cerró en su mejor nivel en lo que va del mes y durante el día tocó un máximo de 17.66 unidades por dólar en operaciones interbancarias . Al cierre de operaciones, el dólar interbancario se cotizó en los 17.68 pesos y en ventanillas bancarias se vendía al menudeo hasta en 18.13 pesos.

El tono duro de Estados Unidos en el arranque de las conversiones, sí impactó a los mercados bursátiles de México. El Índice de Precios y Cotizaciones, principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores, perdió 0.36 por ciento o 182.62 puntos, para cerrar en 51,156.67 unidades.