De enero a agosto del 2017, 169 mujeres han sido asesinadas en Veracruz; la mayoría de los casos, en la impunidad. Son 55 casos más en comparación al mismo periodo del 2017, según estudio de la Universidad Veracruzana y de la doctora Estela Casados.

Por Ignacio Carvajal

Veracruz/Ciudad de México, 16 de septiembre (Blog Expediente/SinEmbargo).- En unos meses Claudia Alondra Suárez Correa (21 años) se graduaría de la carrera de Comercio Exterior, pero su familia acusa que el proyecto de vida fue truncado por un ex novio posesivo, Luis Gustavo Narcia García (18 años).

Molesto porque lo había cortado, Luis Gustavo tomó un arma blanca y cortó la yugular de Claudia Alondra en múltiples ocasiones y huyó de la escena del delito, dejando que muriera desangrada, en un rincón oscuro del fraccionamiento La Florida, en el puerto Jarocho.

Claudia Alondra Suárez Correa se sumó así a la estadística de mujeres asesinadas en Veracruz durante la nueva administración del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que del primero de enero al 31 de agosto de 2017, suman 169 víctimas, indica el Proyecto Asesinatos de mujeres y niñas por razón de Género. Feminicidio en la entidad veracruzana; de la Facultad de Antropología de la UV.

En comparación con el 2016, al mismo periodo, son 114 víctimas, lo que indica 55 muertas más para el 2017 y representa un incremento del 48.24 por ciento en la tendencia homicida contra mujeres.

De seguir esa tendencia, el 2017 será año histórico para la violencia contra la mujer en Veracruz, con más de 200 homicidios dolosos y feminicidios.

La investigación indica que en agosto del 2017, se dieron 23 asesinatos de mujeres, de los cuales 17 “reúnen las características para ser considerados feminicidios.

Rafael Suárez, padre de Claudia Alondra, inició en redes sociales una campaña para encontrar al presunto asesino y que sea llamado a cuentas.

Está convencido de que la última persona que estuvo con su ser amado, el ex novio, debe ser llevado al banquillo de los acusados, y decir que pasó esa noche. La última de su hija.

Por el momento es prófugo de la justicia, buscado, pero sin resultados por parte de las autoridades. A su parecer “van muy lentos, yo en menos de dos horas logré dar con el domicilio que tenía en el centro de Veracruz, ellos no han podido hacer nada” dijo vía telefónica a BlogExpediente.

El día de la agresión, la noche del 10 de septiembre pasado, Claudia Alondra habría sido atacada por su exnovio con un arma blanca que fue encontrada en el sitio donde murió.
Su cuerpo apareció sobre una jardinera, a unas nueve casas del domicilio que compartía con su madre y hermana.

El chico había llegado a buscar a Claudia Alondra para platicar sobre su relación. Pese a que tenía algunos meses que ella “lo había cortado por algo que seguramente no le agradó de él, la seguía buscando” cuenta el padre.

Dieron las doce de la noche y la madre de la joven salió a decirle que ya se metiera a casa, pero ella le prometió que pronto ingresaría, que sólo darían una vuelta por el fraccionamiento. Fue lo último que oyó la madre de labios de su hija.

Sin embargo, pasó mucho más tiempo y ella no regresó.

Una vecina llegó a tocar a la casa de Claudia Alondra a decir que su cadáver yacía sobre una jardinera.

La madre salió y la encontró en un charco de sangre, pidió ayuda, avisó a las autoridades, pero ya era demasiado tarde, había muerto.

El agresor le dio de puñaladas en el cuello y huyó, dejando que muriera desangrada.

“Yo tengo vecinas, personas que dan testimonio de que los dos estuvieron peleando, manoteando”, dice el padre, quien se encuentra completamente seguro que Luis Gustavo Narcia García es el principal sospechoso.

Y más porque hasta ahora no ha dado la cara, pese a que es buscado para que rinda declaración.

El papá de la joven víctima no tiene presente cuándo se conocieron su hija y el presunto agresor, pero cree que fue en un negocio donde el joven trabajaba como mesero y ella era ayudante de la dueña.

Sobre las investigaciones la califica de “demasiado lentas” y por eso él ha puesto de su parte. Ya dio con el domicilio del agresor y obtuvo una imagen de su credencial de elector.

Con esos informes, la familia lanzó a redes sociales una campaña con la foto del exnovio y breve semblanza de Claudia Alondra con la esperanza de conseguir justicia.

“La vida de Claudia fue interrumpida por la obsesión y merece justicia. Ayuda compartiendo” dice el texto que circula en redes sociales. “Por favor, les pido a todos que me ayuden a compartir la foto de este sujeto y saber qué pasó con mi hija”, dijo Rafael Suárez.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Blog Expediente. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.