Ciudad de México, 16 de nov (sinembargo.mx) – La ex alcaldesa de la capital de San Luis Potosí, Victoria Amparo Labastida Aguirre, su tesorero y su secretario general tuvieron a su disposición durante la pasada administración tarjetas corporativas de Banorte con las que los funcionarios cubrían cuentas de miles de pesos en hoteles, restaurantes y bares.

La priista Labastida Aguirre fue presidenta municipal de la San Luis Potosí en el periodo 2009-2012. Desde el pasado 14 de noviembre Mario García Valdez asumió esa alcaldía que ganó en coalición con el PRI-PVEM.

De acuerdo con el periódico local Pulso, la tarjeta de la ex funcionaria local tenía un límite de crédito de 200 mil pesos, mientras que las de sus colaboradores topaban en cien mil pesos.

Además, Miguel Ávalos Oyervides, un colaborador de Labastida Aguirre que fungió como alcalde interino, también gozó de la prestación de la tarjeta corporativa, aunque su límite crediticio era de 100 mil pesos.

Según documentación del Ayuntamiento obtenida a solicitud del notario Eduardo Martínez Benavente y a la que tuvo acceso el periódico, Victoria Labastida tenía a su disposición la tarjeta 4913-7600-0023-0380. En los estados de cuenta entregados al solicitante, de junio a septiembre, no hay consumos realizados.

En cambio, de la tarjeta asignada al tesorero Agustín Antonio Soberón Álvarez, la 4913-7600-0023-0448, en los reportes de julio a septiembre aparecen consumos realizados en hoteles, restaurantes y bares locales y de la Ciudad de México y Boca del Río, Veracruz.

Con cargo al erario municipal, Soberón pagó, entre otras sumas, una cuenta de $9,416.01 en el hotel Camino Real de Polanco; una comida de $13,463.05 en “El Nuevo Cacharrito”, un restaurante en Boca del Río Veracruz; otra comida de $4,661.80 en el restaurante Azafrán, de Boca del Río, y un consumo de $1,759.50 en la cantina polanqueña del DF “La Número 20”, relata Pulso.

Presenta además varias cuentas de entre 3,500 y casi 8 mil pesos en La Cantina y consumos en el Hooters, una cantina popular en Insurgentes sur, en el DF.

En el estado de cuenta del 26 de junio al 16 de julio de la tarjeta asignada a Miguel Ávalos Oyervides, la 4913-7600-0023-7732, aparecen, entre otros cargos, el de una comida de $4,065.60 en “Casa Ávila” de la Terminal 2 del Aeropuerto en la Ciudad de México y tres pagos al hotel Vincci Capitol de Madrid, España, por un total de $64,841.94. El Vincci Capitol es un hotel de categoría cuatro estrellas y se localiza en la Gran Vía madrileña.

En ese mismo periodo, el estado de cuenta de la tarjeta asignada al entonces secretario del ayuntamiento Emigdio Ilizaliturri Guzmán, tiene más movimientos por un total de 46 mil pesos. La mayoría de los cargos corresponden a restaurantes locales (Uro, Los Toneles, El Almacén, Santo Mar y Cielo Tinto). Destacan cuentas por $19,822.60 a Berloust, cuyo domicilio de referencia corresponde al restaurante Kamal; una cuenta de $5,342.90 en el restaurante “Puerto Madero” del DF y otra por $3,805.00 en el restaurante bar Guadiana de Palmas, informó Pulso.

QUE SE FINQUEN RESPONSABILIDADES: PAN 

Por otro lado, el presidente del Comité Municipal del Partido Acción Nacional (PAN), Vicente Toledo Álvarez, consideró de suma importancia que el Ayuntamiento de la capital del estado haya publicado en su página web el adeudo que heredó de su antecesora Victoria Labastida Aguirre. Sin embargo, sostuvo que lo más trascendente es que finque responsabilidades a los culpables del aumento de casi 600 millones de pesos en pasivos durante los tres años anteriores.

El dirigente panista opinó que es inconcebible que durante la gestión 2009-2012 la ex alcaldesa haya incrementado la deuda del Ayuntamiento “en un 314 por ciento”, luego de que recibió la administración con un pasivo de 188 millones y ella la subió hasta 782 millones.

Advirtió que “lo más importante es que se finquen responsabilidades y se castigue a los culpables”.

Por su parte, el alcalde Mario García Valdez aseguró que no habrá “cacería de brujas” contra los ex funcionarios de mencionado gobierno, pero adelantó que se actuará en consecuencia según la información desahogada por indagatorias y auditorías que realiza la contraloría interna local.