Y, por cierto, ¿a quién le va a rendir cuentas el “virrey de Michoacán”, cuestionó Jesús Zambrano, líder nacional del PRD. Foto: Cuartoscuro

Y, por cierto, ¿a quién le va a rendir cuentas el “virrey de Michoacán”?, cuestionó Jesús Zambrano, líder nacional del PRD. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 17 de enero (SinEmbargo).– ¿Y los capos michoacanos?, cuestionaron ayer tanto la iglesia católica como analistas al gobierno federal, mientras la idea de que se ha montado un “teatro” crece. El padre Gregorio López, encargado de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, adscrita a la Diócesis de Apatzingán, fue todavía más lejos. Dijo que Nazario Moreno y Servando Gómez Martínez, los máximos líderes de Los Caballeros Templarios, comieron el miércoles en un rancho llamado “La Cucha”, justo el día en que llegó el grueso de las fuerzas federales a Tierra Caliente.

“Nazario Moreno ayer comió con ‘La Tuta’ [Servando Gómez Martínez] en un rancho que se llama La Cucha, aquí a unos kilómetros de Apatzingán, y el gobierno lo sabía. Pero había que enfocar, focalizar la mirada en Fausto Vallejo [Gobernador de Michoacán], ese decrépito que vino a visitarnos cuando los jefes más nocivos de la reunión estaban reunidos allá, tal vez hasta con seguridad del gobierno mismo, de la XXI Zona Militar, que recibe nómina de Los Templarios”, dijo en una entrevista con Red Noticiero.

La estrategia de enviar fuerzas federales a Apatzingán, Michoacán, es “una farsa, un teatro” porque incluso los elementos de la Policía Federal (PF) reciben su nómina del crimen organizado y el gobierno federal y estatal lo saben, afirmó el padre Gregorio López, encargado de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en esa ciudad.

Nazario Moreno González, conocido como “El Más Loco”, “El Chayo” o “El doctor”, fue dado por muerto por el gobierno de Felipe Calderón el 9 de diciembre de 2010. Pero otras fuentes dicen que viven, entre ellas los habitantes de la región. La Policía Federal de Genaro García Luna dijo que lo abatió en Apatzingán pero nunca presentó el cadáver.

Servando Gómez Martínez, “La Tuta” o “El Profe”, es la cabeza visible del cártel de Los Caballeros Templarios. En los últimos meses ha divulgado entrevistas y videos en las que establece posturas, amenaza y da instrucciones.

El sacerdote Gregorio López, quien es miembro de la Diócesis de Apatizingán, expuso a Red Noticiero que, tras la llegada de las fuerzas federales, él registró a un grupo de Templarios, “vestidos de periodistas, ahí paseándose en las narices de los propios policías”. El párroco expuso que ayer, “el que cobraba la cuota, un suplente de Valladares, que participó en el sabotaje de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), vestido de periodista, con su buena cámara y buen chaleco, se paseaba y hasta se tomaba fotografías enfrente de la policía militar en la Presidencia (Municipal)”.

Hoy, le están viendo lo “tarugo”, empezando por Vallejo (Fausto) y por el Presidente Municipal de aquí, y todo este teatro de títeres de los Templarios, porque están trabajando para ellos”. Se refirió al incendio de una farmacia, apenas a unos metros de la Presidencia Municipal, y denunció que al momento de comenzar a arder “todos los policías, aquí en fila, cobrando en el banco su nómina, no sé si fue día de cobro, pero ahí estaban todos en el cajero y a dos cuadros quemándoles las farmacias”.

En Apatzingán ningún negocio abre, porque se quema y esa orden, dijo el sacerdote, la dio Nazario Moreno. “Así están las cosas aquí, aquí es un lugar sin ley. Aquí mandan Los Templarios, aquí mandan, deciden y hacen lo que les da su regalada gana”, expuso.

En Apatzingán. Muy cerca, según un sacerdote, estaba “La Tuta” en una comida con Nazario Moreno, el capo que, según el gobierno de Calderón, estaba muerto. Foto: Cuartoscuro

En Apatzingán. Muy cerca, según un sacerdote, estaba “La Tuta” en una comida con Nazario Moreno, el capo que, según el gobierno de Calderón, estaba muerto. Foto: Cuartoscuro

LOGROS, LOGROS, LOGROS

En tanto, las autoridades hacen esfuerzos por mostrar acciones contra la delincuencia. Ayer, por ejemplo, se dio a conocer que la Policía Federal detuvo a un presunto responsable de incendiar la farmacia en Apatzingán poco después de la llegada de las fuerzas federales el miércoles. Supuestamente ofreció 500 mil pesos a los policías y traía una arma de fuego, cartuchos útiles, droga y hasta combustible. Dijo que era de Los Caballeros Templarios.

También se informó que se puso en manos de la Procuraduría General de la República (PGR) a Joaquín Negrete “El Allegretti”, supuesto líder de los Templarios detenido el miércoles. Fue trasladado a la Ciudad de México para rendir su declaración. También traía una arma larga y cargadores. La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) le tomará su declaración preparatoria.

Un día antes del arresto de Negrete, Miguel Ángel Osorio Chong habló de “detenidos” en una conferencia de prensa, lo que desató una especulación. Reporteros en Tierra Caliente creyeron que podría tratarse de Servando Gómez Martínez, “La Tuta”. Otros rumores similares corrieron. Pero no, fue “El Allegretti”, un personaje menor, enclavado en Los Reyes.

El anuncio del Secretario de Gobernación se tomó, más tarde, como simples deseos de mostrar resultados, después de varias semanas en las que la violencia en Michoacán ha evidenciado la falta de una estrategia efectiva de su oficina.

Ayer, fuerzas federales entraron al municipio de Huetamo para reunirse con autoridades locales. Uruapan y Apatzingán están en manos del Ejército mexicano y la Policía Federal; los policías de Huetamo, como los de las poblaciones anteriores, también serían evaluados y luego capacitados, según reportes de prensa. Los 500 policías de Uruapan serán evaluados y capacitados, dijo el alcalde Aldo Macías este día. El proceso se llevará seis meses y se realizará en Morelia y otras partes del país.

Además, por la tarde, Monte Alejandro Rubido, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, informó que la Policía Federal tiene el control en 20 municipios de Tierra Caliente. ”Por la tarde de hoy [ayer] y las primeras horas de mañana [hoy] se habrá asumido la función en la totalidad de los municipios que forman parte de esta estrategia”.

Rubido informó que las fuerzas federales han concluido las tareas de revisión del armamento de las policías municipales de Taretan, Coalcomán, Churumuco, Turicato, Tumbiscatío, Arteaga, Aguililla, Tepalcatepec y Huetamo. Indicó que 308 agentes municipales se encuentran en el Centro de Adiestramiento Regional de la VI Región en Tlaxcala, de los cuales 35 son de Coalcomán, 37 de Churumuco, 160 de Uruapan y 156 de Apatzingán.

¿Y A QUIÉN RENDIRÁ CUENTAS?

Pero el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, se preguntó: ¿A quién le va a rendir cuentas Alfredo Castillo como comisionado especial del gobierno federal para el caso Michoacán? Porque, agregó, Fausto Vallejo “no sólo es el peor Gobernador que ha tenido Michoacán en los últimos años, sino que además el ex fiscal para el Caso Paulette será una figura sin contrapeso de los poderes constitucionales establecidos que le va rendir cuentas solamente al presidente de la República”.

Si Peña Nieto lo designó mediante un decreto “¿le va a rendir cuentas al Congreso de la Unión? ¿Le va a rendir cuentas al Congreso local? ¿A quién le va rendir cuentas? Será una suerte de virrey con plenos poderes sin ningún contrapeso, sin ninguna responsabilidad legal ante ninguno de los poderes establecidos. Eso es la autocracia”, dijo.

Luego de reunirse con los integrantes del Consejo General del Instituto Federal Electoral, encabezados por Lorenzo Córdova, con quienes intercambió puntos de vista en materia de político electoral, Zambrano dijo que el nombramiento de Castillo responde, más que a un reconocimiento a su trayectoria política y capacidad, a su cercanía con el presidente de la República, del que Enrique Peña Nieto debe clarificar cuál va a ser su responsabilidad.

Zambrano expresó que “ante la urgente tarea del restablecimiento de la paz y de la búsqueda del regreso de la normalidad de los habitantes de Michoacán, el nombramiento del ex titular de Profeco debe darse en la convicción, en la búsqueda de una solución integral, entre todos, de la problemática que hay en el estado, pues el PRI, el gobierno de la República solos no lo van a poder lograr”.

Oscar Naranjo, asesor de Peña Nieto. ¿Repetir el modelo Colombia? Foto: Cuartoscuro

Oscar Naranjo, asesor de Peña Nieto. ¿Repetir el modelo Colombia? Foto: Cuartoscuro

EL FACTOR NARANJO

Ayer, el doctor José Antonio Ibáñez, director del Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana, consideró que querer mostrar a los ciudadanos de Michoacán que el gobierno tiene presencia y fortaleza, al mismo tiempo que no hay un solo miembro aprehendido del cártel de los Caballeros Templarios, es un montaje que no ayuda a dar credibilidad al proceso de estabilización del estado.

Agregó que persiste un “altísimo enrarecimiento” de la situación, debido a la tardía respuesta de las autoridades, la participación del Ejército, la falta de arrestos de miembros del cártel, y las hipótesis mezcladas que señalan que los grupos de autodefensa activos en el estado podrían ser parte de una estrategia paramilitar, o bien, ser resultado de un auténtico hartazgo del pueblo. “Hay quienes ya han señalado que se trata de una forma del gobierno para enfrentar al crimen organizado y salir exonerado de cualquier señalamiento internacional relacionado con derechos humanos”, expresó. “Michoacán se ha convertido en la gran raíz del crimen organizado en México”.

El académico señaló que en este problema no se vislumbra sino una “ramificación de culpabilidades” de diversos grados, tanto de las fuerzas armadas, como del pueblo armado y de un gobierno “que no gobierna”.

La maestra Sandra Salcedo, colaboradora del Programa de Derechos Humanos de la misma institución, añadió que no puede pasarse por alto que existen autoridades responsables que permitieron que se llegara a este nivel de inseguridad en la entidad. “No se puede olvidar que las primeras obligadas de que esto y sus consecuencias no tuvieran lugar no son los integrantes del crimen organizado, sino las autoridades responsables de la seguridad”, dijo la analista.

La especialista subrayó la preocupación que los defensores de los derechos humanos en México mantienen con respecto a la participación del militar Óscar Naranjo, ex director general de la Policía Nacional de Colombia, como asesor personal en materia de seguridad del Presidente Enrique Peña Nieto, dado que se le ha señalado como un violador de derechos humanos y como responsable de crear, financiar y entrenar a los grupos paramilitares que combatieron el narcotráfico en su país durante la década de los noventa.

Salcedo urgió a que se realice un ejercicio de esclarecimiento histórico, ante la seguridad de que en el clima de inseguridad que impera en Michoacán se cometen diversos tipos de violaciones de derechos humanos.

LAS SOSPECHAS

El crecimiento de las autodefensas en Michoacán durante el año que lleva el gobierno de Enrique Peña Nieto sigue provocando debate. El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, pidió que se investigue qué tanto influyó el asesor colombiano Oscar Naranjo en la creación de estas policías comunitarias. Dijo que debe indagarse qué tipo de asesoría da este personaje  al priista y “si amerita, en un momento dado, ser expulsado por inmiscuirse en asuntos internos de seguridad pública”.

Sánchez señaló que la receta para erradicar la delincuencia organizada fue puesta en práctica en Colombia para enfrentar  al Cártel de Medellín y de esa manera lograr la captura y muerte del legendario narcotraficante Pablo Escobar Gaviria. “Es muy sospechoso –agregó– que tras el arribo del asesor colombiano al país hayan surgido este tipo de grupos de autodefensa. Habría que saber qué tanto el gobierno no sólo ha tolerado sino apoyado y financiado a estos grupos de autodefensa y si hay empresarios que los apoyen y quiénes son”.

Hasta donde se conoce, dijo, el asesor personal en seguridad de Peña Nieto sabe mucho de la creación de grupos armados. “Incluso, implementó las mismas tácticas en Colombia, que lo único que generaron  fueron cuerpos paramilitares. La estrategia instrumentada en Michoacán ha sido equívoca y fallida, urge virar y garantizar, ante todo, la seguridad de los pobladores del estado,  y encontrar una solución de fondo al problema de seguridad”.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dijo que la violencia que hay en el país y especialmente en Michoacán, se originó por el modelo económico. “Está diseñado para favorecer sólo al uno por ciento de los mexicanos a costa del sufrimiento de la inmensa mayoría de nuestro pueblo”.

El ex candidato de las izquierdas a la Presidencia lanzó seis preguntas al titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto:

¿Dónde está el plan de desarrollo para Michoacán y para el país? ¿Dónde está el trabajo para los jóvenes? ¿Dónde está el crecimiento de la economía? ¿Dónde está la reactivación de la industria de la construcción? ¿Dónde están las obras públicas? ¿Dónde está la oportunidad para que todos puedan estudiar para que no sean destruidos?

Dijo que el gobierno de Peña Nieto se dio cuenta de cómo se armaron y cómo crecieron los grupos de autodefensa, y por ello “se agravó la situación en Michoacán, porque la administración priista se hizo de la vista gorda”. Aseguró que no hay un plan para desarrollar a Michoacán, para que haya empleos, no está atendiendo a los jóvenes, “todo es coercitivo, es querer resolver las cosas sólo con el uso del Ejército, de la Policía o con la violencia. No se puede enfrentar la violencia con la violencia”.

UNA DURA CARTA

El miércoles, el obispo de Apatzingán, Miguel Patiño Velázquez, lanzó una carta dura contra el gobierno federal. Dijo que en realidad ni los gobiernos ni los políticos tienen real interés en resolver los conflictos por los que atraviesa la zona de Tierra Caliente. Criticó que en lugar de desarmar a los delincuentes la estrategia federal consista en desarmar a los comuneros.

Carta íntegra

Estimados hermanos y hermanas:

Los hechos recientes, de este nuevo año 2014, han llenado de indignación a nuestro pueblo al cerciorarse de que ni los políticos ni el gobierno dan muestras de querer solucionar el problema de Tierra Caliente. En lugar de buscar a los criminales que dañan a la comunidad, el ejército mexicano, por órdenes superiores, fue a desarmar a las autodefensas de Nueva Italia y Antúnez agrediendo a la gente indefensa con el resultado de tres hombres muertos. La situación se les salió de control y al verse rodeados por la población comenzaron a disparar, primero al aire y después a las personas.

Las palabras distan mucho de los hechos. Apatzingán está desde el viernes pasado hundida en el miedo y la zozobra. La quema de carros, negocios y hasta la presidencia municipal por parte del crimen organizado, que actuaron impunemente, mientras dos batallones de soldados estaban acuartelados. En la autopista  Apatzingán – Nueva Italia, los enviados del crimen organizado quemaron autobuses, tráileres y camiones de carga sin que los federales ni los militares lo impidieran .

El crimen organizado sigue obligando a la gente a asistir a sus manifestaciones, sus líderes están plenamente identificados y no hay autoridad que los pare.

Como resultado del Acuerdo para el apoyo de la Federación a la seguridad de Michoacán, firmado el pasado lunes, el día de ayer llegaron a Apatzingán cientos de militares y federales con todo un despliegue de fuerzas para integrar la policía militar.  Hoy, en su presencia, el crimen organizado quemó una farmacia en pleno centro de la ciudad, alrededor de las 7:30 de la mañana.

El pueblo está exigiendo al gobierno que primero agarren y desarmen al crimen organizado. El ejército y el gobierno han caído en el descrédito porque en lugar de perseguir a los criminales han agredido a las personas que se defienden de ellos. ¿No han comprendido que nos encontramos en un “Estado de necesidad”?

Dietrich Bonhoeffer, líder religioso alemán que murió durante el Nazismo, escribía a su novia desde la prisión diciéndole: “Se precisa un concilio de todas las Iglesias… ¿Para qué? Nosotros somos conscientes de que alguien debe consolar a las víctimas, pero también alguien debe frenar a la máquina que asesina” (Cartas de amor desde la prisión).

Les pedimos a los políticos, al gobierno y al Secretario de Gobernación que den a los pueblos de nuestra región signos claros de que en realidad quieren parar a la “máquina que asesina”. La gente espera una acción más eficaz del Estado en contra de los que están provocando este caos.

Deseamos que la venida del Sr. Gobernador Fausto Vallejo Figueroa a esta ciudad de Apatzingán manifieste que sí hay voluntad política de buscar la paz anhelada.

Al pueblo de Dios que peregrina en nuestra diócesis los exhortamos a no perder la esperanza, Dios está con nosotros y no nos deja solos en los momentos de peligro. Sigamos orando más fervientemente por la paz, con la confianza de que María, Reina de la Paz intercede por nosotros.

Con mi profundo cariño y oraciones por el pueblo de Dios que camina en Tierra Caliente, tan castigado por el flagelo de la violencia absurda y fratricida.