López Obrador, quien desde diciembre pasado encabeza las preferencias del electorado, aseguró que así como él reconoció y corrigió los errores que cometía en su discurso, los líderes de otros partidos y los diputados que han aprobado las reformas estructurales y el incremento al precio de las gasolinas pueden arrepentirse y sumarse a su proyecto, pero eso también implicaría que le den su respaldo total para la elección presidencial de 2018.

Ciudad de México, 17 de febrero (SinEmbargo).- El líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los líderes y miembros de otros partidos que “se arrepientan” por su actuar y quieran sumarse a su proyecto de unidad nacional son “bienvenidos”.

En entrevista radiofónica, López Obrador aseguró que a 17 meses de la elección presidencial, Morena se encuentra en las preferencias del electorado en todo el país, pero que no se confían y siguen trabajando en la organización del partido, pues “la fuerza y motor del movimiento está en los ciudadanos”.

De acuerdo con una encuesta del diario Reforma, en diciembre pasado Morena encabezaba las preferencias rumbo a 2018, y su líder superaba por cuatro puntos (29 por ciento) a la ex Primera Dama, Margarita Zavala.

Al ser cuestionado sobre el apoyo que el dos veces candidato presidencial está recibiendo del sector empresarial, que en el pasado lo consideró un “peligro para México”, López Obrador refirió que todo obedece a las “circunstancias” que se están viviendo en el país, por el cambio que han tenido hacia su persona.

“Creo que todos hemos cambiado y el tiempo pasa, y es otro el país. Se requiere un cambio, el tiempo y la realidad nos han dado la razón, hace falta una renovación y un cambio, lo que se ha ido asimilando por todos, creo que son las circunstancias las que han llevado a esta aceptación; los empresarios están preocupados por la realidad del país y quieren alternativas”.

El tabasqueño aseguró que algunos empresarios reconocieron que fueron parte de la “guerra sucia” en su contra, pero él también admitió que cometió algunos errores, por eso cambió su discurso.

El próximo domingo, López Obrador firmará en Villahermosa, Tabasco, el Acuerdo por la Unidad, al que convocó a militantes de otros partidos, empresarios o ex funcionarios, porque, dijo, el problema de crisis financiera que atraviesa México es por culpa de las cúpulas del poder.

El ex Jefe de Gobierno capitalino dijo que los líderes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) o de otros partidos que acudan al evento se entenderá que apoyarán al candidato de Morena rumbo a la elección de 2018.

“Sí, son bienvenidos los militantes del PRD [incluidos sus líderes], pero al ir significa que nos van apoyar para el 2018 y que ya no van a apoyar al posible candidato del PRD o del partido que ellos pertenecen”, apuntó.

También invitó a los diputados que aprobaron el incremento al precio de las gasolinas porque, dijo, él cree en el perdón.

“Nunca es tarde. Vamos juntos, pueden decir me equivoqué, he actuado mal, pero me propongo a partir de hoy a sumarme a esta causa, porque yo creo en el perdón, yo soy creyente de eso, tenemos que aprender a perdonar”.