El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, aseguró que los hechos violentos desatados durante protestas opositoras tratan de generar “zozobra en la población” para “derrocar al gobierno democrático”. 

El Presidente de Venezuela. Foto: EFE/Miguel Gutiérrez.

Caracas, 17 de abril (EFE).- Las Fuerzas Armadas de Venezuela ratificaron hoy su apoyo incondicional al Presidente, Nicolás Maduro, ante lo que consideran una “coyuntura crucial” debido a los “actos de violencia” durante las protestas opositoras, parte de una “agenda criminal” que amenaza la “paz y estabilidad” del país.

El ministro de Defensa del país caribeño, Vladimir Padrino López, leyó un texto en nombre de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ante Maduro y a cientos de militares que se concentraron al oeste de Caracas para conmemorar el séptimo aniversario de la milicia, un cuerpo de civiles armados al servicio de la institución castrense.

“En una coyuntura crucial para el país, pues la ambición desmedida de esos enemigos amenaza su paz y su estabilidad al ejecutar una agenda criminal y cargada de odio que incluye actos terroristas, disturbios, saqueos, vandalismo, distintas formas de violencia contra personas inocentes e instalaciones públicas de salud”, dijo Padrino.

El titular de Defensa aseveró que los hechos violentos desatados durante protestas opositoras -que han dejado hasta el momento seis muertos y un centenar de detenidos- tratan de generar “zozobra en la población, anarquía y caos, con el innoble propósito de derrocar al gobierno democrático”

Asimismo, indicó que existen bandas violentas financiadas desde el exterior “por organizaciones de derecha radical” que promueven actos violentos en el país para justificar una intervención extranjera y que, a su vez, este plan es “auspiciado y orquestado por algunos diputados de la Asamblea Nacional” (AN, Parlamento).

Estos legisladores, según Padrino, se han colocado “flagrantemente de espaldas a la Constitución” y “se han volcado a minar la institucionalidad del Estado y a obstruir la gestión del Ejecutivo orientada a la solución de los problemas”.

Por lo anterior, continuó el ministro, la institución castrense expresa “su vocación pacifista pero al unísono reitera su condición radicalmente antiimperialista, zamorista y consecuentemente antioligarca, chavista e indefectiblemente nacionalista”.

La FANB rechaza también “con absoluta firmeza la deslealtad e infamia que encarnan los llamados al injerencismo en cualquiera de sus formas” así como “las afrentas que de manera sistemática se vienen realizando contra” la institución y sus integrantes.

Padrino repudió todo tipo de manifestación violenta y, en tal sentido, aseguró que los militares seguirán “cumpliendo la tarea constitucionalmente asignada de cooperar con el mantenimiento del orden interno y la preservación de la paz ciudadana” al tiempo que pidió no llamar represión “a la acción del Estado orientada a la restitución del orden público”.

“La FANB preserva su unidad monolítica, granítica, y ratifica su lealtad incondicional al señor presidente constitucional, nuestro comandante en jefe Nicolás Maduro Moros. La FANB se apega a la Constitución y cumple su tarea bajo su mandato mi comandante en jefe”, concluyó en un mensaje al presidente.