Nueva York, 16 jun (EFE).- El fabricante aeronáutico estadounidense Boeing anunció hoy que su nueva nave, el avión de carga 747-8, protagonizará este fin de semana el primer vuelo transatlántico con biocombustible en su camino hacia la feria aeronáutica de Le Bourget, a las afueras de París.

Boeing presentará el 747-8 en la conocida feria francesa tras cruzar una distancia de 8.029 kilómetros desde Seattle, propulsado por cuatro motores GEnx-2B, de General Electric, alimentados con una mezcla de un 15 % de biocombustible basado en camelina y un 85 % de queroseno tradicional.

La firma señaló en un comunicado que espera que la nave llegue a Le Bourget el lunes a las 15.00 GMT tras culminar “un vuelo histórico” y permanecerá expuesto en la feria hasta el próximo 22 de junio, desde donde se desplazará a Luxemburgo.

El trayecto dará “un gran impulso a los esfuerzos de la aviación para reducir las emisiones de carbono y mejorar la eficiencia en todas las fases de nuestra industria”, según indicó en el mismo comunicado la vicepresidenta de Boeing para ese programa, Elizabteh Lund.

Lund, que subrayó que para usar ese biocombustible no se debe acometer “ningún cambio” al aparato ni a los motores, aseguró que el biocombustible que alimentará a los motores del carguero proviene de camelinas que crecen en Montana y que fueron procesadas por Honeywell.

El primero de estos aparatos se entregará próximamente a la firma luxemburguesa Cargolux, indicó la empresa aeronáutica en el mismo comunicado.

El anuncio de Boeing se produjo el mismo día en que la compañía informó de que prevé que la flota de aviones de pasajeros se multiplique por dos en los próximos 20 años, lo que junto con el incremento del transporte de mercancías generará una demanda de 33.500 nuevos aparatos valorados en 4 billones de dólares.

Las acciones de Boeing se revalorizaron hoy en la Bolsa de Nueva York un 0,22 % y acabaron la jornada a un precio de 74,01 dólares cada una, lo que supone una revalorización del 13,41 % en lo que va de año.