México, 17 Jun. (Notimex).- La Policía Federal aprehendió a Édgar Huerta Montiel, alias “el Huache”, presunto coordinador del secuestro, homicidio e inhumación clandestina de más de 70 migrantes centroamericanos en el municipio de San Fernando, Tamaulipas.

En la presentación del detenido en el Centro de Mando de Iztapalapa, el jefe de la sección Antidrogas de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño, informó que aún no ha quedado completamente claro el móvil de los homicidios, pero se ha comprobado que las víctimas fueron torturadas.

El funcionario señaló que “el Huache”, como apodan a este sujeto, es considerado jefe de la organización de Los Zetas en San Fernando, y que confesó haber secuestrado los autobuses que llegaron a ese municipio con decenas de migrantes.

El detenido dijo que al menos seis autobuses fueron secuestrados bajo su coordinación y que él personalmente participó en el secuestro de dos camiones de carga en cuyo interior había más de 70 indocumentados centroamericanos.

Confesó que la intención de secuestrar dos autobuses era mantener un control sobre esas personas y evitar que el cártel del Golfo, banda antagónica de Los Zetas, pudiera reclutarlos.

Huerta Montiel fue detenido en la ciudad de Fresnillo, Zacatecas, junto con su pareja sentimental, Brenda Infante Acevedo, quien también será presentada ante el Ministerio Público toda vez que se les encontró en posesión de un arma AK47 y diversas drogas.

Eduardo Pequeño expuso que Huerta Montiel dijo haber participado en el proceso desde el secuestro hasta el entierro de los migrantes en agosto de 2010.

Informó que las investigaciones del asesinato de migrantes y de los demás cuerpos hallados en otras fosas durante abril de este año siguen vigentes.

Explicó que aún permanece prófugo el jefe regional de Los Zetas que ordenó todas estas acciones, identificado como Salvador Alfonso Martínez Escobedo, “la Ardilla”, por quien la PGR ofrece una recompensa de 15 millones de pesos para quien proporcione datos que lleven a su captura.

Huerta Montiel es originario de La Huacana, Michoacán, y pertenece a Los Zetas, grupo en el que fue reclutado como informante y después enviado a la ciudad de León, Guanajuato, para realizar esas mismas funciones.

Recientemente se desempeñaba como escolta personal de Martínez Escobedo y al mismo tiempo era jefe de Martín Omar Estrada Luna, “el Kilo”, que ya está detenido y es considerado otro de los responsables de los homicidios de 190 personas cuyos cadáveres fueron encontrados en diversas fosas durante abril.