Altinozu (Turquía), 17 jun (EFE).- La actriz estadounidense Angelina Jolie visitó hoy a los refugiados sirios en campamentos en la provincia turca de Hatay, fronteriza con Siria, en su calidad de embajadora de buena voluntad de la ONU.

Jolie fue recibida en el campamento instalado en la pequeña localidad turca de Altinozu con gritos de alborozo de los refugiados.

En la última semana se han concentrado en esta zona fronteriza unos 10.000 sirios que huyen de la brutal represión del régimen de Bashar el Asad.

En el interior de una de las tiendas de campaña, donde fue instalada una pancarta en la que se leía “Embajadora de buena voluntad del mundo, bienvenida”, la famosa actriz se interesó por el bienestar de los niños, a los que ofreció juguetes y frutas, y habló con ellos.

El alcalde de Altinozu, que acompañaba a la actriz en su visita, dijo al canal turco de televisión NTV que ésta saludó al público en árabe y luego habló con ayuda de un intérprete al visitar las tiendas de campaña, donde abrazó a los niños.

Posteriormente Jolie visitó a los refugiados heridos en un hospital móvil.

Las autoridades turcas tomaron estrictas medidas de seguridad durante la visita de la actriz y la policía no permitió que se acercaran a ella la prensa, tanto durante el viaje desde el aeropuerto hasta Altinozu como durante la breve estancia en el campamento.

Admiradores de Jolie que esperaban ante la sala de personalidades del aeropuerto de Hatay, provincia limítrofe con Siria, fueron mantenidos a distancia e incluso se produjeron pequeñas escaramuzas de periodistas que intentaban tomar fotos de la esposa del actor Brad Pitt.

Jolie, que es embajadora de buena voluntad de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), se trasladó desde Malta a Hatay en un avión particular que transportaba los regalos para los niños refugiados sirios.

Las autoridades locales de Antakya, la población principal de Hatay, considerada como un antiguo centro de la cristiandad, ofrecieron al equipo de Jolie mostrarle el museo local y otros lugares de interés, pero todas las sugerencia fueron rechazadas.

La visita de la actriz norteamericana a los campos de refugiados sirios en Turquía duró unas cuatro horas. EFE