Washington, 17 jun (EFE).- El magnate de la industria pornográfica Larry Flynt ofreció trabajo a Anthony Weiner, el congresista demócrata que renunció ayer tras un escándalo sexual por sus mensajes y fotos inapropiadas en la red social Twitter.

Flynt envió una carta al excongresista, recogida hoy por diversos medios de comunicación, en la que se le ofrece “una subida de sueldo de 20 %”, respecto al salario de la Cámara de Representantes.

“Esta oferta no es una broma”, explicó en la misiva el fundador de la revista erótica Hustler, quien también se compromete “a pagar los gastos de traslado” del excongresista a California, sede de la empresa de Flynt.

“Considero que su desafortunada dimisión es un ejemplo claro de la presión política infundada y la hipocresía que ha invadido la democracia en Washington”, agregó Flynt.

La oferta de trabajo se produce un día después de que Weiner, de 46 años y congresista por Nueva York, anunciase públicamente que dimitía de su cargo.

“Por desgracia, la distracción que he causado hace imposible” continuar ocupando un escaño en la Cámara de Representantes, dijo Weiner en rueda de prensa en Brooklyn.

La “desgracia” salió a la luz a finales de mayo cuando apareció en su cuenta de Twitter un enlace a una foto de un hombre en calzoncillos, y que fue enviada a una estudiante universitaria de 21 años en el estado de Washington (noroeste).

Desde entonces, Weiner llegó a ofrecer hasta tres versiones diferentes de lo ocurrido.

En un principio negó que fuera él, posteriormente afirmó haber sufrido un ataque informático para desprestigiarlo y, finalmente, reconoció que sí la había enviado y que había mantenido conversaciones “inapropiadas” con seis mujeres.
En días posteriores salieron a la luz nuevas fotos que, aparentemente, fueron tomadas en el gimnasio de la Cámara de Representantes, y muestran a Weiner sin camisa, con una toalla en la cintura y la mano derecha en sus genitales.
Flynt no especificó el tipo de trabajo que desempeñaría Weiner en su empresa, Flynt Management Group, aunque indicó que estaría relacionado con el área de internet.

“Una de nuestras misiones clave ha consistido en una batalla contra la hipocresía en los gobiernos estatales y federales (…) Así como no nos involucramos en cruzadas políticas falsas, no hacemos ofertas de empleo falsas”, agregó la carta.

La polémica se ha ido avivando en los últimos días en Estados Unidos cuando hasta el propio presidente Barack Obama se refirió al caso al afirmar que “en su lugar, renunciaría a su cargo”.

El caso de Weiner, judío y casado desde hace un año con Huma Abedin, musulmana y asistente personal de la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, no es el último escándalo sexual en que un político estadounidense se ha visto involucrado recientemente.

Hace unas semanas, se conoció que el exgobernador de California, el actor Arnold Schwarzenegger, tuvo un hijo de una relación extramatrimonial con una empleada doméstica.