Si Marcelo Ebrard Casaubón tiene aspiraciones presidenciales debería separarse del cargo de Jefe de Gobierno y dejárselo a alguien que dedique su tiempo exclusivamente a gobernar el Distrito Federal, consideró la secretaria general del Partido de la Revolución Democrática, Dolores Padierna.

En una entrevista publicada por el diario Milenio, Padierna expuso que Ebrard Casaubón está atendiendo los tiempos para dedicarse a sus aspiraciones “pero me parece que si alguien en un cargo de altísima responsabilidad tiene aspiraciones de ser candidato, creo que debería de dejarle a alguien que tiene el tiempo suficiente para eso, dedicarse de tiempo exclusivo a la tarea que le encomendó la ciudadanía del Distrito Federal”.

La también ex titular de la Delegación Cuauhtémoc en que los secretarios de Hacienda, Ernesto Cordero, y de Educación Pública, Alonso Lujambio, deben separarse ya des sus cargos.

Su exigencia central fue matizada cuando explicó que el Jefe de Gobierno capitalino, cuando promueve sus aspiraciones, “sí cuida que sean los fines de semana, que sea después de las seis de la tarde, que sea en horas de comida, sí se cuida mucho, él ha sido muy cuidadoso en cumplir con la ley”.

Además, consideró, que Ebrard “ha sido muy estricto en relación a cuidar los tiempos, los horarios, sin embargo yo creo que la jefatura de Gobierno del Distrito Federal merece tiempo exclusivo. No quiero decir con ello que esté desatendiendo algún área, no lo se, no tengo esa medición, no lo creo, están las cosas aparentemente bien, pero creo que ese cargo es altísimo y requiere de tiempo exclusivo”

A la pregunta de si Ebrard Casaubón debe ya separase de su cargo para dedicarse a su campaña, respondió:

“Esa es una decisión que le corresponde a ellos, yo simplemente estoy dando mi punto de vista de lo que debieran hacer algunos gobernantes. Eso no está establecido en la ley y ciertamente él está respetando la ley y queda a juicio de cada quien”.

 

LAS LIGAS DE DOLORES

Dolores Padierna es esposa de René Bejarano, mejor conocido como “El señor de las ligas”, luego de que el 3 de marzo de 2004 se difundiera un video en el que se le veía recibiendo fajos de billetes de manos del empresario argentino, naturalizado mexicano, Carlos Ahumada.

Tras estos videoescándalos, Leonel Cota Montaño, quien entonces era presidente del PRD, le dio cobijo a Dolores y le dio el puesto de secretaria de Planeación del partido, y manteniéndola dentro de los movimientos de ese instituto político.

Sin embargo, por muchos años, estuvo fuera de los reflectores.

No fue sino hasta este año cuando reapareció para ser contendiente de Jesús Zambrano por la presidencia nacional perredista: tras el fracaso de ambos, se sentaron a negociar y, finalmente, Zambrano se quedó con la Presidencia y a Padierna le tocó la Secretaría General, puesto que cubre actualmente.

Ella, junto con su esposo, encabezan la corriente Izquierda Democrática Nacional, que es considerado el círculo más cercano a Andrés Manuel López Obrador y uno de los principales impulsores de la campaña del tabasqueño para 2012.