Managua, 17 Jun (Notimex).- La explosión accidental de una bomba de gas pimienta, de uso exclusivo de la policía, ocurrida hoy en una escuela de Ciudad Sandino, ubicada a unos 10 kilómetros al oeste de Managua, dejó a 38 menores afectados, informó una fuente oficial.

La ministra nicaragüense de Salud, Sonia Castro, declaró al Canal 4 de Televisión que un adolescente de 17 años accionó accidentalmente el artefacto y provocó el incidente, el cual dejó afectaciones menores.

Detalló que una menor, aún no identificada, llevó la bomba de gas pimienta al Colegio San Martín de Porres. Se supone que el explosivo era parte del equipo de trabajo de su padre, quien es policía.

El viceministro de Educación, José Treminio, dijo que el artefacto fue activado por otra adolescente durante un simulacro de primeros auxilios.

La ministra de Salud, quien visitó el centro escolar para verificar que la situación estuviera bajo control, comentó que los 38 alumnos fueron atendidos en el centro asistencial de la localidad.