Santiago de Chile, 17 jun (EFE).- El Gobierno de Chile decretó hoy la “alerta sanitaria” por un brote del virus respiratorio sincicial, que en el invierno austral afecta a cinco de cada diez niños y para el que no existe vacuna.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, explicó este viernes que la “alerta sanitaria” implica que “desde ahora mismo” regirán medidas de excepción para que el Estado pueda adquirir en forma expedita medicamentos y equipos y contratar de inmediato personal, si la coyuntura así lo requiere.

“La situación se compara con lo ocurrido hace siete años, cuando la enfermedad provocó violentos cuadros de neumonía y bronquitis en menores de edad”, explicó Mañalich en rueda de prensa, acompañado de las autoridades de salud del sector privado.

Este virus afecta al sistema respiratorio y es la principal causa de bronquitis y neumonía en niños. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero los menores de dos años son especialmente vulnerables a presentar complicaciones derivadas de la infección.

Esta enfermedad produce los síntomas típicos de un resfrío y sus manifestaciones pueden ser congestión nasal, faringitis, laringitis, otitis media, sinusitis, hasta cuadros más severos como bronquitis obstructiva y neumonía e incluso puede causar la muerte si no se atiende a tiempo.

El ministro de Salud explicó que el 89 % de las hospitalizaciones a lactantes menores de un año en la región metropolitana de Santiago, de 6,2 millones de habitantes, se ha originado por el virus respiratorio sincicial.

El ministro, que anticipó que su cartera dispondrá de 5.000 millones de pesos (unos 11 millones de dólares) para reforzar el personal, equipos y derivar recursos al sector privado, señaló que en las próximas semanas se estima que el 60 % de las hospitalizaciones corresponda a menores de 15 años.

En tanto, la directora del Instituto de Salud Pública, María Teresa Valenzuela, advirtió este viernes que en Chile no existe vacuna para esta enfermedad estacional que ataca a bebés y niños pequeños.

En declaraciones al vespertino La Segunda, Valenzuela explicó que el periodo de incubación del virus es de cinco días y se prolonga por alrededor de una semana y ataca especialmente a los menores de edad, quienes pueden desarrollar cuadros de neumonía.

El ministro Mañalich dijo a los periodistas que debido al virus respiratorio sincicial, que en los últimos días ha comenzado a colapsar a los servicios chilenos de Salud, tanto del sistema público como del privado, se han hospitalizado 2.274 personas más que el año pasado. EFE